El festival de Venecia cumple 70 años con gran presencia alemana y latinoamericana | Cine | DW | 29.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

El festival de Venecia cumple 70 años con gran presencia alemana y latinoamericana

La muestra cinematográfica más antigua del mundo, el Festival Internacional de Cine de Venecia, cumple 70 años. En su actual edición, la presencia alemana y latinoamericana es inusualmente alta.

70 directores y 70 cortometrajes para celebrar los 70 años del Festival Internacional de Cine de Venecia. Junto al festival de Cannes y al Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale), la Mostra es una de las tres citas imperdibles de la agenda cinematográfica europea.

El Festival Internacional de Cine de Venecia es el más antiguo del mundo.

El Festival Internacional de Cine de Venecia es el más antiguo del mundo.

“La historia sigue, el cine corre y los festivales inmortalizan”, dice Alberto Barbera, director del festival. Y es que en términos de prestigio y calibre, el de Venecia es sólo superado por el de Cannes.

En este 2013 la Mostra no esconde los efectos de la crisis europea. La poca visibilidad de celebridades lo confirma. Y el director del festival lo asume: “No corren tiempos para afrontar los costos, a veces elevadísimos, de las estrellas”, ha dicho a la prensa española.

“Esta edición es un poco más oscura en relación a los temas abordados. Es un reflejo también de las crisis económicas y sociales que está viviendo el planeta”, explica Barbera. “Algunos quedarán decepcionados, otros, satisfechos con la selección”, advierte.

Inusitada presencia alemana

Este año, en Venecia, la presencia alemana es más notoria que en la edición pasada del festival de Cannes: hay una 'madrina' de ceremonias de origen alemán, una alemana en el jurado y cinco producciones de este país.

Acompañando al presidente del jurado, el reconocido director Bernardo Bertolucci (“El último tango en París”), estará la actriz alemana Martina Gedeck (“La vida de los otros”). A diferencia del festival de cine francés, en donde hay un maestro de ceremonias, la Mostra selecciona a una 'madrina'. En esta edición será la joven Eva Riccobono, una bella actriz y modelo nacida en Palermo, de padre italiano pero de madre alemana.

Escena del largometraje Die Andere Heimat, del director alemán Edgar Reitz.

Escena del largometraje "Die Andere Heimat", del director alemán Edgar Reitz.

Una película alemana compite por la principal recompensa del festival, el León de Oro. Se trata de Die Frau des Polizisten (“La mujer del policía”) realizada por Philip Gröning, un director cinematográfico alemán originario de Düsseldorf. La película muestra un emotivo drama familiar en una trama que toca las virtudes del amor, la curiosidad y la felicidad, pero que también saca a relucir el lado oscuro de las personas.

Fuera de competición están otras películas como Redemption, Wolfskinder y Minesh. Pero quizá la que más llegará al público latinoamericano será el largometraje de Edgar Reitz titulado Die Andere Heimat (“El otro hogar”), una historia de cientos de europeos que emigraron a América del Sur durante el siglo XIX en un intento desesperado por escapar de la hambruna y la pobreza que existía en sus hogares. Y se aventuraron al encuentro de un continente “desconocido”.

América Latina representada, aunque no en competición

La presencia latinoamericana no es menos visible. El festival fue inaugurado el miércoles (28.08.2013) con la proyección del thriller Gravity del realizador mexicano Alfonso Cuarón. La película es protagonizada por los actores estadounidenses George Clooney y Sandra Bullock. Tanto el director como los actores asistieron a la apertura del festival.

El thriller Gravity del mexicano Alfonso Cuarón (izq.) es protagonizado por Sandra Bullock y George Clooney.

El thriller "Gravity", del mexicano Alfonso Cuarón (izq.), es protagonizado por Sandra Bullock y George Clooney.

Jonás Cuarón, hijo del realizador mexicano, también presentará el cortometraje Aningaaq, en “Horizonte”, una sección del festival dedicada a las nuevas tendencias del cine mundial.

David Parra, un mexicano que participó en el Talent Campus de la Berlinale -una iniciativa que apoya a los jóvenes talentos en el marco del Festival Internacional de Cine de Berlín-, presenta esta vez en Venecia “La vida después”, una película que busca explicar que lo que uno llama hogar no es necesariamente el lugar donde se nace.

En esta misma categoría se encuentran dos realizaciones argentinas, “Algunas chicas”, de Santiago Palavecino, y “Blanco”, de Ignacio Gatica.

En total serán 21 las películas que competirán por el León de Oro, aunque ninguna latinoamericana. Sin embargo, el director chileno Pablo Larraín, realizador de la película "No", figura entre los miembros del jurado.

Finalmente y para cerrar el festival, también fuera de competición, se presenta la producción franco-brasileña Amazonia, del director Thierry Ragobert, una odisea en 3D a lo largo de la selva más grande del mundo: la del Amazonas.

DW recomienda