1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El euro, diez años después

Diez años después de la introducción del euro, una tercera parte de los alemanes quiere el marco alemán de nuevo. Sobre todo los ciudadanos mayores consideran que desde la llegada del euro la vida ha encarecido.

default

"El euro podría desplazar al dólar como divisa líder mundial".

Fue un acontecimiento histórico cuando los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Unión Europea dieron luz verde al euro hace diez años en una cumbre en Bruselas. Un inicio no exento de obstáculos, cuando once países acordaron adoptar la nueva divisa. Gran Bretaña ya había anticipado que no ingresaría a la Zona Euro.

Diez años después la divisa europea es elogiada por expertos. Incluso Alan Greenspan, quien fuera jefe de la Reserva Federal y uno de los críticos más acérrimos del proyecto, declaró que a mediano plazo el euro podría desplazar al dólar como divisa líder mundial. A principios del 2008 el euro alcanzó una fortaleza nunca vista cotizando en 1,60 dólares por unidad.


Nostalgia por el viejo marco alemán

Deutsches Kleingeld

El marco alemán sigue siendo símbolo de estabilidad.

Sin embargo, según un estudio publicado por la Confederación de Bancos alemanes, BdB, según sus siglas en alemán, una tercera parte de los alemanes quisiera de nuevo tener el viejo marco alemán (D-Mark) como medio de pago. Un 53% de los interrogados en el estudio considera que desde la introducción del euro, se han disparado los precios, sobre todo de productos alimenticios.


Los medios alemanes se burlan diciendo que el excanciller Helmut Schmidt tenía razón cuando dijo hace unos años que los alemanes se quejan demasiado. “Antes todo era mejor, había más empleos, la pensión era segura y tenía uno más dinero en el bolsillo”, parece ser la consigna de muchos. El psicólogo Henning Haase, de la Universidad de Fráncfort, señala que cuando se percibe una alta inflación, es comprensible que la población sienta nostalgia por una moneda que fue durante décadas símbolo de estabilidad. Uno de cada dos alemanes sigue haciendo el cálculo de precios en marcos alemanes.


BdT USA Euro Dollar Euro als Zahlungmittel in New York

El euro como medio de pago en Nueva York.

La demanda impulsa los precios

Expertos advierten que el aumento de precios de alimentos no se debe a la inflación sino al aumento de la demanda en productos como el arroz, la leche y el trigo en países como China e India, cuyas economías registran un fuerte ritmo de crecimiento. Otmar Issing, ex- economista en jefe del Banco Central Europeo (BCE) afirma que durante los tiempos del marco alemán había una inflación anual promedio de 2,8 por ciento. Desde que el euro ingresó a la circulación como medio de pago la inflación es de 1,6 por ciento.

"Alemania se ha beneficiado con la introducción del euro", asegura Manfred Weber, director de la Confederación de Bancos alemanes. "La mayoría de los ciudadanos lo consideran un medio de pago más práctico, pero sobre todo las empresas lo valoran. Desde su introducción el intercambio comercial en Europa se ha simplificado, y es en la Zona Euro en donde tiene lugar el grueso del intercambio comercial", afirma.

DW recomienda