1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El “espíritu” de Manchester

Lars Bevanger vive en Manchester y nos describe lo que llaman el "espíritu" de la ciudad. Una reflexión sobre la cohesión y el sentido de optimismo de los habitantes de la urbe inglesa.

Abid Hussein, ciudadano de Manchester

Abid Hussein, ciudadano de Manchester

Hace 11 años que vivo en Manchester. Una ciudad que en los últimos años ha crecido constantemente, y en donde su prosperidad –y seguridad– era cada vez más palpable. Manchester es una ciudad con una gran cantidad de estudiantes y comunidades multiculturales que conserva su espíritu jovial y enérgico.

 


Más información:

Identifican a Salman Abedi como sospechoso del atentado en Manchester

-Manchester resiste ante el terrorismo

 

La ciudad registra uno de los mayores índices de crecimiento económico en todo el Reino Unido. He sido testigo de cómo Manchester se ha convertido en un centro cultural y de negocios de Europa.

La prosperidad de Manchester se debe al arraigado sentido de unidad y pertenencia de casi todos los que viven aquí. Las vigilias tras el atentado del 22 de mayo han hecho sentir ese "espíritu de Manchester". "No vamos a permitir que el terrorismo nos divida. Es por eso que acudimos a las ceremonias de duelo con nuestras tres hijas", me dice Mark Beatty.

Cambiando las cosas por el bien de todos

Mark Beatty estaba acompañado de sus tres hijas en edad escolar, como muchos de los asistentes al concierto de Ariana Grande del pasado lunes 22 de mayo. Sentí que quería mostrarles lo que significa esta ciudad.

Abid Hussein, quien asistió a la vigilia con su grupo de amigos, expresa las mismas esperanzas de muchos de los reunidos en torno a él. "Espero que esta tragedia nos obligue a cambiar las cosas hacia un mundo mejor. Confío en que este hecho nos congregue a todos los ciudadanos de Manchester, sean negros, blancos, asiáticos o judíos, cristianos, musulmanes, hindúes o sikhs", dice.

A pesar de que la policía patrullaba por las calles y daba una sensación de seguridad, las medidas nos recuerdan el trágico atentado. Solo pocas horas antes había tenido que evacuar el Arndale, un enorme centro comercial de la ciudad. Inmediatamente cundió el pánico y un hombre, que no tenía nada que ver con el atentado, fue presa de las sospechas.

Todos juntos

Con el atentado de Oslo y Utøya de 2011 en mente, he tenido cuidado en no sacar conclusiones apresuradas sobre los motivos de este feroz ataque en la Arena de Manchester. El autor de este acto de terrorismo era hijo de una familia que huyó, justamente, de la dictadura de Muammar Gaddafi en la década de 1980.

¿Cuál va a ser ahora la reacción de la comunidad musulmana de Manchester y del resto de la ciudad? Eso me preguntaba cuando escuché una reacción que se resume en estas palabras: "Vengo en nombre de la sociedad musulmana Old Trafford. Yo soy el imán Yusuf Chunara, de la mezquita de Old Trafford Jame'ah E Noor, y venimos a unirnos a los ciudadanos de Manchester, sin importar cuál sea su confesión, si la tienen, para que enfrentemos unidos el terrorismo que ha golpeado a nuestra ciudad". Y concluye lamentando que "es aterrador. ¿Quién querría hacer algo así a inocentes, por gusto? El terrorismo es también un atentado contra el islam".

Lars Bevanger (JOV/DZC)

DW recomienda