1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El Ejército iraquí frena otra ofensiva del EI contra Samarra

Una tormenta de nieve enfría el frente en Siria, con el primer día sin víctimas en combate, aunque castiga a los refugiados. Un joven es asesinado brutalmente en Alepo "por cometer actos indecentes con otro hombre".

Una fuerte tormenta invernal ha frenado el derramamiento de sangre en Siria, al menos por un día: según informó hoy el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, por primera vez en tres años el miércoles no se registró ninguna víctima en combates o bombardeos. Una fuerte tormenta con vientos y nieve azota desde el martes la región, dejando por otro lado a los refugiados sirios en una situación dramática. Según defensores de los derechos humanos, cuatro personas murieron por el frío en Líbano y otras dos en Siria.

Se está viendo especialmente afectado el valle de la Becá, en el noreste de Líbano, donde según cifras de la ONU viven unos 400.000 refugiados sirios y se han registrado hasta 50 centímetros de nieve. Las autoridades locales y las organizaciones humanitarias están distribuyendo comida caliente y ayuda en la zona.

Ofensiva en Irak

En Irak, sin embargo, sí que ha habido una nueva ofensiva del EI contra la ciudad santa chií de Samarra, en el norte del país, ataque que ha sido rechazo por el Ejército iraquí, según fuentes militares. Los extremistas detonaron primero una serie de coches bomba contra puestos de seguridad en las afueras de Samarra que dejaron al menos tres efectivos muertos, según el sitio de noticias independiente Alsumaria News.

Luego estallaron los combates entre los insurgentes y las tropas del gobierno, apoyadas por milicianos chiitas. "La situación está ahora bajo control y no hay motivo de preocupación", dijo el jefe de la policía de Samarra, Mahmud Khalaf. La captura de Samarra habría ampliado las conquistas del EI en el norte de Irak y habría representado una amenaza para la capital, Bagdad, ubicada a 125 kilómetros. En esta ciudad, un atacante suicida detonó los explosivos que portaba dentro de una mezquita chiita y provocó la muerte de al menos tres fieles, informó la policía. Por el momento nadie se adjudicó el atentado.

Asesinado por homosexual en Alepo

Rebeldes de un grupo islámico ejecutaron hoy a un joven acusado de "cometer actos indecentes con otro hombre" en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Miembros de las Brigadas de Abu Emar arrojaron a la víctima desde lo alto del edificio del hospital Al Bayán, en el barrio de Al Shaar.

El joven sobrevivió y sus verdugos lo remataron a disparos para, acto seguido, lanzar su cadáver desde el centro sanitario. El mismo grupo insurgente asesinó hoy a tiros a cinco hombres, dos de ellos de la misma familia, delante de decenas de personas en las proximidades del hospital por ser supuestos seguidores del régimen sirio.

Según el Observatorio, un grupo de hombres armados secuestró, tras una emboscada en el este de Siria, a varios miembros de Hisbah, un cuerpo de policía religiosa instaurado por la milicia Estado Islámico para imponer su versión de la sharia. Esta noticia llega un día después de que el cuerpo de uno de los comandantes de la Hisbah fuera encontrado en la zona, torturado y decapitado.

LGC (EFE / dpa)