1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El drama del Mediterráneo: Opciones a debate

La muerte de cientos de inmigrantes en el Mediterráneo no deja indiferente a nadie en la esfera política alemana. El Bundestag debatió sobre medidas para evitar que se repitan estas catástrofes en el futuro.

Operaciones militares contra los traficantes de personas, visa para quienes buscan asilo, transbordadores de África hacia Europa… existen muchas ideas y propuestas para impedir futuras catástrofes. Y casi todas se plantearon en un debate del Bundestag, en vísperas de la conferencia de la Unión Europea sobre el tema. Consenso hubo en cuanto a que es necesario poner fin a las muertes en el Mediterráneo.

Medidas urgentes

Como primera medida, se debe mejorar el rescate naval, señaló el ministro alemán del Interior, el cristianodemócrata Thomas de Maizière. Aplaudió en este contexto el propósito de la Unión Europea de incrementar considerablemente los recursos del programa “Tritón”. La oposición demandó, en cambio, reactivar el programa más amplio conocido como “Mare Nostrum” y financiarlo con fondos de la UE.

La jefa de la bancada de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, criticó que dicho programa italiano, puesto en marcha tras la catástrofe de Lampedusa del 2013, haya sido suspendido por razones financieras. Con ello se esperaba también desincentivar a quienes tienen el propósito de emprender la peligrosa travesía por el Mediterráneo. “No es el Mediterráneo el cruel, sino la política de blindaje aplicada durante años”, afirmó, agregando: “Cuando se trata de economía y finanzas, lanzamos enormes salvavidas; cuando se trata de refugiados, fracasamos por nueve millones”.

Bundestag: un minuto de silencio por las víctimas.

Bundestag: un minuto de silencio por las víctimas.

“Sucios criminales”

La dirigente ecologista abogó por combatir a las bandas que exponen a los fugitivos a peligros mortales al enviarlos al mar en barcos en mal estado. El gobierno alemán comparte ese planteamiento. El ministro de Maizière, que calificó a los traficantes de “sucios criminales”, señaló que dichas bandas pueden operar sin contratiempos desde Libia. “Por eso debemos hablar sobre cómo podemos destruir esos botes de la muerte, cómo dañar su infraestructura”, dijo, agregando que de ser necesario incluso habría que realizar acciones preventivas, para que esos barcos no lleguen a utilizarse.

El parlamentario socialdemócrata Rüdiger Veit advirtió, en cambio, que no se debe reducir la discusión al combate contra esos grupos. Dijo que no es la cantidad de traficantes la que induce a tanta gente a partir hacia Europa, sino a la inversa. Demandó también que quienes buscan asilo sean repartidos de forma más justa entre los países de la Unión Europea, lo cual encontró amplio eco en el Bundestag.

La raíz del problema

Una idea que se discute desde hace tiempo es abrir centros de recepción en África, donde la gente pueda pedir asilo en Europa. La propuesta fue defendida por el parlamentario de la Unión Cristiano-Social y ex ministro del Interior Hans-Peter Friedrich.

La Izquierda, en cambio, demandó enviar transbordadores a las costas de África, para traer a la gente a Europa de forma segura. Además, llamó a combatir las causas del éxodo de África, indicando que eso implica también desarrollar una política económica y comercial justa.

DW recomienda