El Dortmund frena el sueño del Málaga | Alemania | DW | 09.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El Dortmund frena el sueño del Málaga

El Borussia Dortmund avanzó a semifinales de la Liga de Campeones al derrotar 3-2 en un increíble partido al Málaga, que hasta el minuto 90 ganaba 2-1 y parecía tener asegurado el mayor logro de su historia.

Un golazo de Joaquín (25') y otro de Eliseu (82') daban una merecida victoria a los españoles en su primera participación en la Champions y lo metían entre los cuatro mejores de Europa tras el empate 0-0 en la ida.

En el otro partido de cuartos de final de la Champions League del martes, el Real Madrid pasó a las semifinales, pero lo hizo con poca autoridad, pues perdió por 3-2 en el campo del Galatasaray y pasó un mal rato.

El Real Madrid acudió a Estambul con el amplio margen del 3-0 conseguido en la ida y lo utilizó bien durante 45 minutos. Luego se echó a dormir y se llevó un enorme susto. Sólo Cristiano Ronaldo estuvo al nivel acostumbrado.

Planteamiento atrevido y sin fisuras

El Dortmund, que había descontado por medio de Robert Lewandowski (40'), dio vuelta el marcador a través de Marco Reus (91') y Felipe Santana (93').

El resultado no reflejó lo ocurrido en el partido, que el equipo de Manuel Pellegrini afrontó de igual a igual y con un planteamiento atrevido y sin fisuras.

El Dortmund, por el contrario, acusó en la mayor parte del encuentro la juventud y la falta de experiencia de su plantel y se perdió en errores impropios de uno de los dominadores del fútbol alemán de hoy para exasperación de los 66.000 espectadores.

Eliseu celebra su gol.

Eliseu celebra su gol.

Se esperaba un arranque arrollador de los locales, pero el Málaga sorprendió tomando las riendas en el inicio con las líneas adelantadas y un juego sin complejos.

Aún sin encontrar su fútbol, el Dortmund fue ganando la posesión de la pelota y logró la primera ocasión en el minuto 15, cuando Lewandowski disparó desde fuera del área por encima de Willy Caballero y la pelota salió unos centímetros sobre el arco.

Diez minutos más tarde llegó la primera del Málaga y los españoles no perdonaron. Batista comandó una contra perfecta, Isco cedió a Joaquín en la puerta del área y el delantero de 31 años se lució dejando a tres defensores en el suelo con un recorte y clavando la pelota pegada al palo izquierdo del arquero. Un golazo.

La obligación de meter dos goles para avanzar a semifinales pareció amilanar más que desatar al Dortmund, que siguió diluyéndose en el área rival y chocando contra un Málaga impenetrable.

Sólo una genialidad parecía capaz de despertar al Borussia, y Reus fue el encargado de inventarla a cinco del final. Tras una contra veloz asistió con un taco de antología a Lewandowski, que eludió con elegancia a Caballero y logró el empate.

En la última jugada del primer tiempo, el Málaga pudo incluso volver a adelantarse gracias a un cabezazo de Duda tras un tiro libre que forzó una rápida zambullida de Weidenfeller.

El milagro de último minuto

Con el mismo ritmo y los mismos nervios arrancó el segundo tiempo: Lewandowski forzó a Caballero con un disparo mordido en la primera jugada y Joaquín, incomprensiblemente solo en el área chica, respondió en la siguiente con un cabezazo que despejó con lo justo el arquero.

Pero el partido se volvió cada vez más impreciso entre dos equipos que se jugaban todo. Hubo que esperar hasta el 70' para la siguiente jugada clara, un gol de Blaszczykowski anulado correctamente por posición adelantada.

Los últimos diez minutos fueron los más duros para el Málaga y obligaron a lucirse a Caballero. La pesadilla de los alemanes en la ida volvió a agigantarse y sacó dos disparos a quemarropa de Mario Götze y Reus que habrían dado el pase al Dortmund.

Pero el Málaga volvió a hacerse grande en la adversidad. A ocho del final, Isco dio una gran asistencia a Baptista, que dejó solo a Eliseu -en posición dudosa- para que enviara a la red el 2-1.

Cuando muchos espectadores ya dejaban el estadio, llegó el milagro: Reus a pase de Subotic y Felipe Santana tras una serie de agónicos rebotes en el área chica -y en fuera de juego- dieron vuelta el marcador en sólo 180 segundos.

El Dortmund sigue siendo el único invicto del torneo. El Málaga sólo había perdido un partido -contra el Oporto en ida de octavos- que luego quedó en el olvido gracias a la remontada en la vuelta. Su segunda derrota significó hoy su despedida del torneo, pero no empañó un brillante debut que ya quedó en la historia del club.

dpa

Editor: Pablo Kummetz