1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El doping golpea y el deporte se protege: la lucha continuó en 2007

default

Dopaje en el ciclismo: escándalo tras escándalo.

La lucha contra el doping continuó a lo largo de 2007, en el que grandes escándalos volvieron a sacudir a un mundo del deporte que buscó protección en un nuevo y más estricto código antidoping.

La visión del abismo en el ciclismo provocó consternación y generó nuevos esfuerzos para ofrecer mayor resistencia al fraude deportivo.

Las confesiones de varios corredores, sobre todo en Alemania, brindaron una imagen estremecedora sobre las práticas de doping, en las que los médicos son cómplices de un sistema viciado.

Ulrich se retira

A finales de febrero, el ganador del Tour de France de 1997, el
alemán Jan Ullrich, anunció su retirada del ciclismo después de verse involucrado en el escándalo en torno a la red de doping dirigida por el médico español Eufemiano Fuentes.

Según los análisis de ADN, la sangre del cicliste coincidía con la
encontrada en varias bolsas almacenadas en los locales de Fuentes. La Fiscalía de Bonn sigue investigando al héroe caído por estafa a su antiguo patrón, T-Mobile, que, conmocionado por las confesiones de nueve de sus corredores, terminó abandonando el patrocinio del ciclismo.

En julio, el Tour de France no se libró, un año más, del caos.
Después del positivo por testosterona del alemán Patrik Sinkewitz, la la primera y segunda cadena de televisión alemanas, ARD y ZDF, pusieron fin a la información en directo de la carrera.

Un caso tras otro

Más tarde, los casos de doping de Alexander Vinokourov y Christian Moreni y la expulsión de Michael Rasmussen cuando iba primero, terminaron por desvirtuar una carrera en la que se impuso el español Alberto Contador.

Sólo gracias a un estricto compromiso antidoping se evitó la
cancelación del Mundial de fondo en carretera en septiembre en
Stuttgart. Obsesionada con la lucha antidoping, la ciudad alemana
sólo aceptó llevar a cabo la carrera tras la cumbre antidoping del
ciclismo en París, donde se acordó redoblar los controles en
entrenamientos y en competicion, así como la implantación de un
'pasaporte biológico' a partir de 2008.

Pese a todo, el presidente saliente de la Agencia Mundial
Antidopaje (AMA), Richard Pound, enjuició de modo escéptico la
desolada situación del ciclismo: 'Confío en que haya cambios, pues de lo contrario tendremos aún más problemas'.

También en la halterofilia

Los problemas, sin embargo, no se limitaron al ciclismo. La
Federación Internacional de Halterofilia anunció después del Mundial de septiembre en Chiang Mai (Tailandia), que 12 levantadores de pesas compitieron dopados. En tenis, el escándalo saltó con el positivo por cocaína de la suiza Martina Hingis.

Para Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional
(COI), el doping es una epidemia. 'Es una de las mayores amenazas a las que jamás se ha visto enfrentado el movimiento olímpico', dijo.

El nuevo código antidoping aprobado a mediados de noviembre en
Madrid, que entrará en vigor a partir de 2009, debe ser la base para esa lucha. En él se contemplan suspensiones de hasta cuatro años como método de intimidación, aunque también se agrega flexibilidad en algunos casos como forma de ser más justo.

La carrera entre investigadores y tramposos proseguirá en 2008.
Se precisarán controles inteligentes y mejores métodos de análisis,
como muestra el caso de Marion Jones. Pese a las sospechas, la
velocista estadounidense no pudo ser descubierta en 160 controles, hasta que confesó a principios de octubre haberse dopado desde 1999 con el esteroide THG.

El COI decidió retirarle las cinco medallas olímpicas que ganó en
Sydney 2000.

'Hay drogas que no podemos controlar', admitió Rogge en una
entrevista con dpa, después de que en el Mundial de atletismo de
Osaka se detectara sólo un positivo. 'Pero eso podría cambiar muy rápidamente porque estamos progresando mucho'.

'Es una vergüenza que el engaño pudiera mantenerse durante siete
años', opinó Pound, que en 2008 será relevado por el australiano John Fahey en la jefatura de la AMA.

DW recomienda