1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El ciclista belga Tom Boonen da positivo por consumo de cocaína

El belga Tom Boonen, ex campeón del mundo de ciclismo, dio positivo en un control antidoping del 25 de mayo por consumo de cocaína, según coinciden en informar el periódico belga Het Laatste Nieuws y el francés L'Equipe.

El sprinter, ganador este año de la París-Roubaix, habría dado positivo en un test realizado al margen de la competición, tres días antes del comienzo de la Vuelta a Bélgica.

Al parecer, también se realizaron registros el lunes en la casa de sus padres en Postel y en la vivienda de su pareja en Meerhout.

Boonen, de 27 años, forma parte del equipo Quick-Step y es una de las principales figuras del ciclismo actual.

"Un juez se encargará de la cuestión", dijo hoy Inge Delissen, portavoz de la Fiscalía competente de la ciudad de Turnhout, en el norte de Bélgica.

Según la Unión Ciclista Internacional (UCI), sin embargo, no se trata de un caso de doping, porque el consumo de cocaína sólo es sancionable en competición.

El portavoz de la UCI, Enrico Carpani, declaró que no existe violación de una regla deportiva: "Tres días antes de la competición está considerado al margen de la competición".

Si se hubiera tratado de sólo un día antes estaríamos ante un caso de doping, según consta en las disposiciones de la Agencia Mundial Antidoping (AMA).

Boonen, que goza de gran popularidad en Bélgica, tomará la salida el próximo sábado en la Vuelta a Suiza, preludio del Tour de France, que comienza dentro de algo más de tres semanas.

No es la primera vez que el campeón mundial de 2005 se ve relacionado con drogas. En diciembre de 2007, el corredor de cross Tom Vanoppen, amigo de Boonen, fue sorprendido con cocaína por los agentes antidoping. En el interrogatorio citó a Bonnen como el hombre que le proporcionó la droga, si bien luego lo desmintió.

La semana pasada, el héroe nacional flamenco, ganador del maillot verde de la regularidad en el Tour 2007, fue desposeído del carnet de conducir por exceso de velocidad, al ser sorprendido a 180 kilómetros por hora, en un lugar en el que sólo se permiten los 90.

En el análisis de sangre se le constató un grado de alcoholemia superior al permitido. Mes y medio antes, Boonen tuvo que renunciar 14 días a su Ferrari por el mismo motivo. (dpa)