1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El boom de los fabricantes de cajas fuertes

Los escasos intereses que ofrecen los bancos por el dinero ahorrado y el aumento de los robos han hecho que los alemanes opten por instalar mayores medidas de seguridad en sus casas. Crece la demanda de cajas fuertes.

Las ventas de la industria de seguridad en Alemania han experimentado un crecimiento significativo en los últimos tiempos.

La razón es el aumento de los robos. Según las estadísticas de criminalidad, el año pasado se produjeron más de 167.000 robos en domicilios particulares, un nuevo y triste récord. Esto representa un aumento de alrededor del 10 por ciento en tan solo un año. Menos de un 15 por ciento de estos delitos acaba resolviéndose.

Pero también el hecho de que los bancos ya no ofrezcan buenos intereses por el dinero ahorrado ha provocado que los alemanes opten por invertir en la protección de sus activos en casa. En este contexto, la demanda entre los fabricantes de cajas de seguridad para el sector privado ha aumentado un 30 por ciento en los últimos meses.

Dinero en efectivo en los calcetines

Según un estudio del banco estadounidense State Street, los alemanes guardan cerca de la mitad de sus ahorros en casa.

Deutschland Steuereinnahmen Banknoten im Tresor

Algunos optan por depositar el efectivo en bancos.

Desde hace unos meses, sin embargo, muchos se han apresurado a trasladar el dinero en efectivo a las cajas de seguridad de sus respectivos bancos. Pero estas no son gratis. Además, la Asociación Alemana de Cajas de Ahorros asegura que la demanda supera a la oferta existente, sobre todo en las ciudades. Es por ello que muchos alemanes toman la decisión de instalar cajas fuertes en sus propios hogares.

El debate sobre la introducción de un límite a los pagos en efectivo y la política de tipos de interés del Banco Central Europeo también han empujado a muchos ciudadanos a proteger sus ahorros en casa.

El miedo dispara las ventas

Sobre la cifra exacta de ventas no se han pronunciado los fabricantes alemanes. Entre los productos más adquiridos por particulares destacan las cajas de seguridad pequeñas que se pueden instalar dentro de muebles, o aquellas que pueden ir ancladas al suelo. En las cajas de tamaño estándar se puede guardar dinero en efectivo, joyas y, al menos, una carpeta de archivos con documentos importantes.

El fabricante alemán “Burg Wächter” ofrece aproximadamente 100 modelos en su catálogo, incluida la caja acorazada de la serie “Royal”, a un precio de 18.000 euros y orientada a establecimientos comerciales. En el modelo “Royal” caben grandes sumas de dinero y aguanta el peso de muchos lingotes de oro. Por esta, especialmente, es por la que más se interesan los clientes extranjeros. El jefe de la compañía, Dietmar Schake, ha apodado al modelo construido con doble pared de revestimiento de acero y protección antitaladro como el “Mercedes de las cajas fuertes”.

Symbolbild Wohnungseinbruch

En el último año, el número de robos en domicilios aumentó un 10 por ciento.

Los números asustan a los ladrones

Para el sector privado, el coste de adquisición de una caja fuerte varía entre los 400 y los 1.000 euros. El aumento de las necesidades de seguridad no está relacionado con la edad de los interesados, explica Schake. Aunque la mayoría de sus clientes tienen más de 50 años, en los últimos meses cada vez más jóvenes optaron por instalar dispositivos de seguridad en sus casas.

Como la apertura con llave siempre implica el riesgo de que ésta se extravíe, según Dietmar Schake la tendencia a instalar cerraduras electrónicas con hasta un millón de combinaciones posibles aumenta. “Si se introduce un código erróneo tres veces, la caja fuerte se bloquea durante cinco minutos. A continuación, cada error supondrá otros veinte minutos de espera. Que el ladrón consiga descifrar el código es prácticamente imposible”. Y es que los ladrones no tienen tanto tiempo para actuar.





DW recomienda