1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El BCE mantiene las tasas en el mínimo histórico del 0,05 por ciento

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy su principal tasa de interés en un 0,05 por ciento, el mínimo histórico fijado en septiembre de 2014.

El BCE decidió mantener su tasa en el mínimo histórico del 0,05 por ciento para reactivar la débil coyuntura en la eurozona. El Consejo de Gobierno del banco cumplió así con lo esperado por los analistas.

Los expertos ven también improbable que el guardián del euro anuncie nuevas medidas adicionales para luchar contra la caída de la inflación en la Eurozona.

En febrero de este año, la inflación se mantuvo de nuevo en valores negativos al situarse en menos 0,3 por ciento, pero fue inferior al menos 0,6 por ciento registrado en enero. Sin embargo, esta tasa sigue estando muy lejos del objetivo de estabilidad de precios fijado por el BCE en "cerca, pero por debajo del dos por ciento".

Sesión del Consejo de Gobierno del BCE

La sesión del Consejo de Gobierno del banco en Nicosia -una de las dos que el órgano celebra cada año fuera de Fráncfort- se produce seis semanas después de que le presidente del BCE, Mario Draghi, anunciara la llamada flexibilización cuantitativa o Quantitative Easing (QE) para estimular la coyuntura y combatir la baja inflación.

Hasta ahora se conocen pocos detalles del programa al que se destinará un importe de 60.000 millones de euros mensuales y que estará en vigor al menos hasta septiembre de 2016.

Por eso se da por hecho que Draghi utilizará su tradicional conferencia de prensa tras la sesión del consejo para precisar datos claves esperados por los mercados como el día exacto de su puesta en marcha prevista para este mes.

Durante la conferencia, Draghi presentará también las nuevas perspectivas de inflación y crecimiento para los 19 países del euro. Los analistas cuentan con que mejorará el crecimiento previsto para 2015 y 2016 debido, sobre todo, a la caída en los precios de la energía, que funcionan como estímulo a la coyuntura.

También Grecia y sus problemas de liquidez ocuparán un lugar en la rueda de prensa después de que el organismo europeo anunciara su decisión de dejar de aceptar la deuda griega como garantía en sus operaciones de financiación.

CP (dpa, efe, rtr)