El alemán que hablan los inmigrantes | Sociedad | DW | 16.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

El alemán que hablan los inmigrantes

El alemán que hablan los extranjeros se evalúa, por lo general, desde el punto de vista de sus carencias. El Instituto para la Lengua Alemana lo enfocó esta vez de manera diferente durante su conferencia anual.

default

Un capital a futuro: bilingües asisten a nuevos inmigrantes

El sendero que se recorre en la adquisición del alemán como lengua extranjera ha sido el tema de la conferencia anual del Instituto para la Lengua Alemana (IDS) con sede en Mannheim. La conferencia “El alemán de los inmigrantes” –que tuvo lugar del 13 al 15 de marzo- no trató sólo de la forma de hablar de los que llegaron de otras latitudes sino de su efecto en los alemanes y en el alemán. Unas 400 personas provenientes de 28 países asistieron a la conferencia.

Riqueza no degeneración

Heike Wiese, lingüista de la Universidad de Potsdam, se encarga de investigar usos lingüísticos en zonas urbanas y subraya el “potencial de las comunidades lingüísticas multiétnicas”. Su instituto organiza un portal informativo dedicado al “Kiezdeutsch”, la forma del alemán que usan los jóvenes. Ésta tiene su origen en barrios de las grandes ciudades –como Kreuzberg en Berlín- en donde varios idiomas están en contacto diariamente.

Screenshot der Internetseite von kiezdeutsch

La página www.kiezdeutsch.de

Una característica de este uso del alemán son las frases sin pronombres (obligatorios en el alemán estándar) y la supresión de los artículos, que son los que llevan las declinaciones. La percepción general es que se trata de un alemán incorrecto. Sin embargo, en diversos dialectos del alemán se detectan estos mismos fenómenos sin que los hablantes tengan la sensación de que están hablando de forma errónea. Kiezdeutsch, así Wiese, no es la prueba de un proceso degenerativo del alemán, sino un producto de la creatividad.

Code switching

Imken Keim, catedrática de la Universidad de Mannheim, lleva muchos años en la investigación de mundos multilingües y se ha centrado sobre todo el lenguaje de los jóvenes de origen turco. Sus resultados evidencian un gran contraste: los jóvenes cambian de lenguaje sin dificultad y prefieren uno u otro dependiendo de los temas; las palabras turcas en un diálogo en alemán y las alemanas en uno en turco tienen la función de ironizar.

Streiten über Deutsch

Heike Wiese, lingüista de la Universidad de Potsdam

Esto último -percibido desde el enfoque normativo básicamente como un embrollo- muestra un alto nivel de competencia lingüística, pues “los jóvenes están en capacidad de escoger”, explica la lingüista. Para sus investigaciones se ha basado en dos barrios de Mannheim de 12.000 y 15.000 habitantes, con un porcentaje de inmigración que roza el 90 por ciento.

Antes los lingüistas denominaban la lengua de los niños bilingües como una “doble media lengua”, cuenta Keim quien califica esto de tan insultante como irreal. Y aunque, en su opinión, en los bilingües nada está incompleto, hay que poner especial cuidado en la expresión escrita: a menudo la escritura y la ortografía son los campos menos desarrollados. Esto, así Keim, tiene que ver más con las estructuras escolares que con los la inmigración en sí.

Del bilingüismo a la política

Bundesinnenminister Schäuble zur Integration von Muslimen in Deutschland

Lo que no se aprende a muy temprana edad hay que compensarlo con mucho esfuerzo en la etapa escolar

La adquisición del lenguaje debe empezar pronto, afirma por su parte Arnulf Deppermann de IDS. En los parvularios y jardines de infancia se podría hacer mucho más, subraya. En barrios con un alto nivel de inmigrantes, estos espacios suelen ser los únicos en donde los más pequeños entran en contacto temprano con el alemán. Y las oportunidades que se desperdician a esa temprana edad tienen que ser buscadas, con mucho esfuerzo, luego en la edad escolar.

Para lograrlo se requiere más personal y mejor cualificado. El tema de la conferencia no ha sido casual: mejorar la interacción de lenguaje, identidad e integración es uno de los desafíos actuales de la sociedad y la política alemana. Efectivamente, el contacto temprano es fundamental para el bilingüismo, concluye Keim. Y en el proceso cabe acentuar constantemente que tener varios idiomas es algo sumamente valioso y un capital a futuro.

Autor: Günther Birkenstock (mb)
Editora: José Ospina-Valencia

DW recomienda