1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El aeropuerto de Bruselas-Zaventem reanuda su actividad

Bajo fuertes medidas de seguridad para los usuarios, despegó del aeródromo el primer vuelo desde los atentados del pasado 22 de marzo, que golpearon este aeropuerto y la estación de metro de Maelbeek dejando 32 muertos.

Ver el video 02:13

Aeropuerto de Bruselas vuelve lentamente a la normalidad

El primero de los tres vuelos previstos para hoy (03.04.2016) partió a las 11.40 (GMT) en dirección a Faro, en el sur de Portugal. El siguiente vuelo saldrá a las 13.55 hora GMT a Atenas y el tercero y último partirá a las 16.40 hora GMT a Turín. Por otro lado, el primer avión comercial que regresó al aeropuerto internacional de Zaventem fue recibido con aplausos por el servicio de emergencia, indicó la compañía gestora en un mensaje de la red social Twitter. "Bienvenido de vuelta", señaló Brussels Airport, desde donde la principal aerolínea del aeropuerto, Brussels Airlines operará los tres vuelos de salida.

En la carretera de acceso al aérodromo, junto a un enorme cartel de "Brussels Airport", hay una decena de policías apostados. Un par de soldados y empleados del aeropuerto completan el grupo, del que también forman parte dos perros rastreadores especializados en detectar explosivos. De momento, los pasajeros solo podrán llegar al aeropuerto en taxi o en coche, y tendrán que someterse a fuertes controles de seguridad. Solo se permitirá el acceso al aeródromo a las personas que muestren su documento de identidad y tengan billete, mientras que los acompañantes solo podrán llegar al parking P2.

Solo viajeros

Los representantes de los medios que intentan llegar al aeropuerto camuflándose entre viajeros no consiguen llegar a la terminal. Los uniformados preguntan el destino y, si no se viaja, no se permite el paso. Un poco más adelante, en la terminal del aeropuerto se exige la presentación de la documentación y la tarjeta de embarque. Los que no presenten ambos documentos tienen que volver y, además, tienen que hacerlo en coche, pues todavía no es posible llegar al aeropuerto con
trasporte público.

El consejero delegado de la compañía gestora, Arnaud Feist, explicó en rueda de prensa que el objetivo para esta primera semana es lograr una actividad del 20 por ciento con respecto al nivel normal, lo que supone un flujo de unos 800 pasajeros por hora, mientras que a largo plazo se espera recuperar la capacidad plena. Eso será hacia finales de junio o principios de julio.

MS (afp/rtrla/efe)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema