1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

"El acuerdo UE-Cuba beneficia a toda la región”

Acerca del flamante acuerdo entre la UE y Cuba, el Mercosur y el trabajo de EULAC, DW habló con el expresidente dominicano Leonel Fernandez, quien hoy encabeza dicha fundación.

DW: Cuba y la UE han firmado, el viernes 11 de marzo, después de siete rondas de negociación un acuerdo de cooperación y diálogo político. ¿Qué efecto tendrá esto en las relaciones internacionales de Cuba?

Leonel Fernández: Obviamente hay que recibir con júbilo y beneplácito este acuerdo, en el sentido en que Cuba, que es un país importante en América Latina y el Caribe, pueda disponer de las posibilidades de intercambio con un actor global como es la UE. Además, próximamente, habrá la visita del presidente Obama a Cuba. Esto indica que tanto con Estados Unidos como con la UE se abren nuevas relaciones que generan perspectivas en términos de comercio, inversión, cooperación. Va a contribuir a una reactivación de la situación económica en Cuba.

¿Cree usted que el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos ha sido un acicate para acabar pronto las negociaciones entre Bruselas y La Habana?

No podría decir eso. En general hay un cambio de actitud hacia Cuba. Después de más de 50 años de bloqueo económico, de aislamiento político, pienso que países de un gran peso específico en el escenario internacional reconocen la necesidad de colaborar con Cuba hacia una mejoría de su situación económica y social y mantener el diálogo abierto.

Usted mismo ha estado al frente de República Dominicana por muchos años. ¿Cree usted que este acercamiento internacional hacia Cuba va a redundar en beneficios para toda la región del Caribe?

Hay alguna gente que ve con temor el hecho de que Cuba pueda fortalecerse desde el punto de vista económico. Lo ven como una competencia. Es un temor infundado. Al fin y al cabo somos economías complementarias. El hecho de que a Cuba le vaya bien no significa que a República Dominicana o a Jamaica eso le perjudique. Pienso que nos beneficiamos todos del hecho de que haya un interés extrarregional por Cuba, porque descubrirán también las potencialidades de los demás países de la región.

¿Potencialidades como cuáles?

Son países que han hecho una transición de economías agroexportadoras a economías de servicios. Está el sector turístico, desarrollo de zonas francas industriales, estamos incursionando en alta tecnología. De manera que el potencial es inmenso. También está el sector minero. La propia Cuba tiene níquel, República Dominicana tiene oro, plata, bauxita. Pero al mismo tiempo tenemos el sector turístico: estamos teniendo por encima de los 5 millones de turistas anualmente. La oferta turística se diversifica. Tenemos turismo de golf, turismo ecológico. En fin, pienso que haya un interés por Cuba es redescubrir toda la región del Caribe, cada uno de sus países y sus potencialidades para insertarse a la economía mundial.

Straßburg Fernandez Reyna Präsident Dominikanische Republik bei Martin Schulz

Leonel Fernández, en 2012, en calidad de presidente de República Dominicana, con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo

Antes de ir a Cuba, la Alta Representante, Federica Mogherini, viajó a Argentina. ¿Cree que esta bienvenida la diplomacia europea al presidente Mauricio Macri va a redundar en una mayor apertura de Buenos Aires hacia el acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur?

Tenemos que ver con júbilo que Federica Mogherini haya viajado a Argentina representando a la UE, para fortalecer lazos con ese país importante, miembro del G20, como Brasil y México. Es sumamente importante el vínculo. En cuanto al Mercosur, no creo que dependa sólo de Argentina. Es una relación que tiene que manejarse con Brasil por un lado, con Uruguay, con Paraguay y la propia Venezuela. Hay que analizar si hay la voluntad de pasar de un comercio intrarregional a uno de carácter extrarregional.

En cuanto a relación estratégica que existe desde 1999 entre la Unión Europea y América Latina –ahora la CELAC. Usted como segundo presidente la Fundación EULAC, que se fundó hace seis años, ¿qué balance saca? ¿Hemos avanzado? ¿Es realmente estratégica?

Creo que sí hemos avanzado. Lo peor que puede ocurrir es la ignorancia mutua. El no reconocerse como actores importantes en la escena global. Creo que a partir de la primera cumbre birregional –la de Río de Janeiro en 1999- al momento actual las relaciones se han institucionalizado y tienen un gran futuro.

Desde la perspectiva de lo que es la Fundación EULAC nosotros trabajamos más bien con el sector empresarial, el académico y la sociedad civil. Lo que procuramos, desde la perspectiva no estatal, es contribuir a un mayor conocimiento de ambas regiones. E identificar áreas que pueden ser de beneficio mutuo en lo que tienen que ver comercio, inversión, intercambio académico, tecnología e innovación. Intentamos crear una red de organizaciones de la sociedad civil que puedan intercambiar en lo que son sus intereses temáticos. Qué bien que lo hayamos podido organizar, desde el punto de vista, de los Estados y también desde el sector privado y académico. El tener una agenda común es un gran paso hacia delante.

Entre los desafíos comunes puestos en el Plan de Acción de las últimas dos cumbres UE-CELAC se encuentra el capítulo de género y en él el de violencia. ¿Cuán presente está este tema en el trabajo actual de la Fundación EULAC?

El tema de género ocupa un elemento central en la agenda de la Fundación EULAC. Hay obviamente distintos programas. El primero es la creación de equidad de oportunidades, empleos y en la creación de pequeñas, medianas y micro empresas para mujeres. En cuanto a la violencia intrafamiliar trabajamos en programas por un lado para la parte educativa y para la parte judicial, como la creación de fiscalías barriales especializadas. En el ámbito educativo, cultural y la creación de PYMES y en la protección de la integridad física son aspectos de la agenda EULAC.

DW recomienda