El 8 de marzo ideal sería feriado | Así es Alemania | DW | 08.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

El 8 de marzo ideal sería feriado

Debatir sobre los problemas de la mujer y acercarse a la situación de las féminas en todo el mundo: ésa es la intención de una chilena en Bielefeld y de los Días de Cine de la Mujer que patrocina Terre des Femmes.

default

Los Días de Cine de la Mujer de Bielefeld presentan filmes de mujeres sobre mujeres.

Ana Maria Diaz

La sicoterapeuta chilena Ana María Díaz, organizadora de los Días de Cine de la Mujer de Bielefeld.

La posibilidad de echar a andar en Bielefeld, una pequeña ciudad ubicada en el Estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, los Días de Cine de la Mujer se la propuso una amiga hace ocho años. A la sicoterapeuta chilena Ana María Díaz, miembro de la organización Terre des Femmes, le pareció buena idea “y comenzamos a trabajar en el concepto”, cuenta.

Desde entonces, Terre des Femmes, que lucha contra la violencia de género y la discriminación de la mujer a nivel internacional, celebra en una pequeña ciudad de Renania del Norte-Westfalia de esta cinéfila manera el Día Internacional de la Mujer. Naturalmente, el foco principal de las jornadas es el cine hecho por mujeres sobre mujeres.

“Queremos animar a la reflexión. Queremos informar y concienciar acerca de la lucha diaria de las mujeres en todos los rincones del planeta”, explica Díaz, “y lo bueno es que nuestro proyecto logra cada vez mayor resonancia, cada vez es más conocido en Bielefeld y despierta paulatinamente más apoyo y simpatía”.

El componente latino abre la mente

Team Frauenfilmtage

El equipo de los Días de Cine de la Mujer.

Y cada año, en los Días de Cine de la Mujer de Bielefeld puede verse al menos un filme latinoamericano o español, sin que lo hispanohablante domine el festival. “La muestra tiene que seguir siendo amplia y equilibrada y por eso pasamos películas de todo el mundo: de América Latina como de Asia, África, pero también de Europa o Norteamérica. La diversidad es importante porque la vida de las mujeres en las diferentes culturas es diversa. No existe la mujer única, igual que no existe una forma única de abordar los problemas ni una solución universal”, recalca Díaz.

Hablarle al público germano de cómo son esas mujeres con sus muchas caras es lo que pretende Terre des Femmes. “A veces, la gente ve sólo lo que hay a su alrededor, pero mirar más allá es fundamental. Y es en el conocimiento donde se nos ofrece la posibilidad de ampliar esa mirada”, constata la chilena.

Alemania discrimina a la mujer

Plakat Frauenfilmtage Bielefeld 2011

Cartel de los Días de Cine de la Mujer.

Sin interés por las mujeres más allá del entorno cercano muchos podrían ignorar, por ejemplo, las demandas de las germanas, que critican que en un país tan avanzado económicamente como el suyo persistan enormes diferencias entre géneros, al menos en el trato laboral: las féminas cobran aquí un 23 por ciento menos que sus colegas varones y encuentran grandes dificultades a la hora de acceder a puestos de mando.

“Es un escándalo que Alemania sea el país europeo en el que las mujeres ganan menos por realizar el mismo trabajo que los hombres. Y también lo es que apenas un 0,1 por ciento de los directivos en las empresas alemanas sean mujeres. ¡Hasta en países como Turquía es mayor la cuota de mujeres en cargos de responsabilidad!”, lamenta Díaz, “además, son ellas las que se encargan de la mayoría de los empleos peor remunerados, precarios, desprotegidos e inseguros. Aunque éste último no es un fenómeno alemán: en todo el mundo la pobreza tiene cara de mujer”.

La mujer transparente

Publikum bei den Frauenfilmtagen in Bielefeld

El público de los Días de Cine de la Mujer se acerca en Bielefeld a la realidad de las féminas en todo el mundo.

El aporte de las mujeres a la riqueza intelectual, emocional, social y cultural de un país es enorme, pero en muchas ocasiones nadie lo ve. No se reconoce tampoco el trabajo doméstico porque se supone como una obligación o un acto de amor, recalca la sicoterapeuta.

Al mismo tiempo, la mujer debe atender simultáneamente las exigencias de la vida moderna- como el trabajo- y las de su rol tradicional- como la crianza de los niños, la atención a pareja y el cuidado de la familia-. Esto es fuente de estrés, enfermedades, disociaciones. Por eso, Díaz cuenta con su propia propuesta para la correcta celebración del 8 de marzo: “el día debería ser declarado feriado en reconocimiento al enorme aporte de las mujeres en todo el mundo.”

Autora: Pamela Schulz

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda