1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El éxito de Obama

El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos será un proceso lento pero imparable, opina Miodrag Soric, corresponsal de DW en Washington.

No se acaba con una rivalidad de medio siglo de la noche a la mañana. Se requiere tiempo y paciencia. Pero Washington y La Habana han dado un primer paso en esa dirección durante la Cumbre celebrada en Ciudad de Panamá. Sobre todo el presidente Barack Obama. Él va a revertir el bloqueo contra la nación caribeña establecido por sus predecesores, haciendo así historia. Su política de deshielo hacia La Habana será su legado en política exterior. No sin vencer resistencias antes en Washington por su cambio de rumbo, principalmente por parte de los republicanos más radicales. Pero ¿por qué continuar con una política que era un rescoldo de la Guerra Fría?

La decisión de Obama de extender la mano a los cubanos es la correcta. Raúl Castro, a sus casi 84 años, aunque de forma vacilante, la ha aceptado. Como era de esperar, al veterano le cuesta renegar de viejas batallas. Se aferra a la revolución. Piensa que era la legitimación de su poder. Raúl Castro rechaza el libre acceso a Internet, así como la libertad de prensa y de opinión. Pero tampoco podrá parar los cambios que se avistan en Cuba. Obama ha despertado esperanzas de cambio, sobre todo entre los jóvenes cubanos: del fin de las sanciones, de libertad de expresión o para viajar, de pluralismo político. No se dejarán arrebatar tan fácilmente esa esperanza. Ni siquiera por Raúl Castro.

Los Estados Unidos ya se están beneficiando de este resurgir de sus relaciones con Cuba. Los líderes hostiles a Washington, estaban claramente cohibidos en la cumbre. Por ejemplo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Dado el acercamiento entre La Habana y Washington, tanto rostro de buena voluntad en el foro, Maduro se sintió obligado a decir también algo bueno de los Estados Unidos: habló de su amor por la música de Eric Clapton. El guitarrista es británico. Un detalle. Pero el gesto es lo que cuenta. Y fue menos hostil de lo habitual con los Estados Unidos, también en el resto de sus afirmaciones.

DW-Mitarbeiter Miodrag Soric in Ferguson, USA

Miodrag Soric, corresponsal de DW enviado especial a Panamá.

De costumbre, en este tipo de conferencias los ataques contra Washington no eran tan sutiles. Al menos, si uno utiliza las dos anteriores Cumbres de las Américas como referencia.

Washington y La Habana todavía no han retomado las relaciones diplomáticas. La desconfianza disminuye sólo lentamente. Y aún hay puntos de vista muy diferentes sobre los principales temas políticos. Tarde o temprano, sin embargo, volverán a abrir embajadas en sus respectivas capitales. Porque ambas partes están interesadas. Los estadounidenses persiguen objetivos políticos: quieren normalizar relaciones con todos sus vecinos del sur. Cuba necesita abrirse a sus vecinos del norte por cuestiones económicas. No importa lo rápido que sea, el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba continuará.