1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de Palmira

Las tropas de Damasco, apoyadas por milicianos de varias nacionalidades y con cobertura aérea rusa, propinaron un duro golpe al grupo terrorista.

Tras dos días de lucha en los alrededores de la ciudad, y tras dos semanas de avances incesantes en dirección a Palmira, finalmente las tropas del régimen de Bashar al Assad lograron recuperar la antigua ciudadela de Palmira, en la región central de Siria, en lo que supone un resonante triunfo sobre las fuerzas de los radicales sunitas. La noticia fue confirmada este viernes (25.03.2016) por fuentes oficiales y por instituciones independientes.

El gobernador de la provincia de Homs, Tala al Barazi, dijo a la agencia de noticias EFE que el Ejército continúa sus avances para limpiar definitivamente la zona de fuerzas del EI, que se apoderaron de la localidad en mayo de 2015. Asimismo, los soldados retomaron en la periferia el llamado monte de Syriatel, donde hay una torre de telecomunicaciones, y han progresado hasta situarse a solo 500 metros del aeropuerto de la población.

“Los enfrentamientos se han concentrado hoy en áreas de los alrededores, al norte, oeste y suroeste de Palmira. Estamos trabajando para destruir los artefactos explosivos que los terroristas del EI han colocado para impedir el paso del Ejército”, explicó el gobernador. Pese a ello, las tropas leales a Damasco ingresaron por el sur de la ciudad de Palmira el jueves y este viernes irrumpieron en el barrio de Al Mutaqaidin, en el noroeste.

Apoyo ruso

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que las fuerzas armadas sirias son apoyadas en esta ofensiva por asesores rusos y la Brigada de los Fatimíes, un grupo integrado por milicianos chiitas procedentes de Afganistán y de otros Estados asiáticos. Estos efectivos terrestres cuentan con la cobertura aérea de la aviación siria y de la rusa, que están bombardeando posiciones del EI en Palmira y sus cercanías.

La recuperación de Palmira marcaría el mayor avance para el presidente Al Assad desde que Rusia intervino en septiembre y cambió a su favor la balanza del conflicto, que ya lleva cinco años. En la ciudadela de Palmira, que es distinta pero cercana a la ciudad de Palmira, se hallan algunas de las ruinas más grandes que datan del antiguo imperio romano. Estado Islámico dinamitó templos y tumbas desde que capturó la ciudad, hechos que la agencia patrimonial de Naciones Unidas, la UNESCO, calificó como crímenes de guerra.

EL ministerio de Defensa ruso informó que entre el martes y el jueves sus aviones lanzaron 41 ataques y destruyeron 146 objetivos del Estado Islámico. El cese de las hostilidades que impera en casi toda Siria se ha respetado, pero el EI está excluido del acuerdo, por lo que los combates contra sus fuerzas pueden continuar.

DZC (EFE, Reuters)


DW recomienda