1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de otra ciudad

Las fuerzas del régimen y sus aliados irrumpieron en Al Qariatain, al suroeste de Palmira, en el marco de la ofensiva lanzada contra el grupo terrorista.

Casi siete meses después de que las fuerzas del grupo radical Estado Islámico tomaran el control de la localidad de Al Qariatain, las tropas del régimen sirio, apoyadas por milicias aliadas y bombardeos de la aviación rusa, lograron expulsar a los radicales de la estratégica ciudad, ubicada al suroeste de Palmira. La acción forma parte de la ofensiva lanzada por Damasco para retomar territorios que se encuentran bajo el dominio de los terroristas.

Una fuente militar citada por la agencia oficial SANA aseguró que las tropas “han restaurado la estabilidad y la seguridad en toda la ciudad” tras eliminar las últimas bolsas de resistencia del EI. Por el contrario, la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que el Ejército domina la mitad de la ciudad, pero que sigue habiendo fuertes combates con los yihadistas en el norte y el sur de Al Qariatain.

Los medios locales apuntan que las unidades del Ejército avanzaron desde varios ejes dentro de Al Qariatain, recuperando primero el control de las zonas de Al Mazara y Al Jarubi al Kibir, en las afueras, y el distrito norte. Una fuente militar dijo a la agencia de noticias SANA que el Ejército había despejado de explosivos las áreas del noroeste de la ciudad, luego de estos fueran colocados por el Estado Islámico.

Fuera de la tregua

La irrupción en Al Qariatain se produce después de que las fuerzas del régimen sirio retomasen el control en las últimas 24 horas de la mayoría de las colinas que rodean la población. El presidente sirio, Bashar al Assad, intenta recuperar localidades tomadas por el EI para reducir la capacidad del grupo yihadista de proyectar poderío militar sobre la población del oeste de Siria, donde se encuentran Damasco y otras urbes importantes.

El frente de guerra en la provincia de Homs se trasladó a Al Qariatain después de que los militares retomaran hace una semana Palmira, cuyas ruinas grecorromanas son Patrimonio Mundial de la Unesco. Muchos de los yihadistas que huyeron de esa ciudad se refugiaron en Al Qariatain, aunque de esta población ya han escapado en gran número con dirección a la cercana Al Sujna. Las operaciones contra el grupo terrorista se han intensificado ya que el EI quedó fuera de la tregua acordada entre el Gobierno y la oposición a finales de febrero.

DZC (EFE, Reuters, dpa)



DW recomienda