Ejército sirio e Hizbollah toman estratégica localidad de Al Kusair | El Mundo | DW | 05.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército sirio e Hizbollah toman estratégica localidad de Al Kusair

El Ejército sirio, apoyado por la milicia chiita libanesa Hizbollah, consiguió tomar la pequeña pero estratégica localidad de Al Kusair, cerca de la frontera con el Líbano, informaron medios estatales sirios.

"Vuelve a reinar la seguridad y la estabilidad en la ciudad" de Al Kusair, aseguró la agencia oficial siria Sana. También la oposición reconoció que los rebeldes se retiraron durante la noche de Al Kusair, porque ya no podían hacer frente al Ejército en vista de que se les estaba acabando la munición.

Casi tres semanas se prolongaron los encarnizados combates en la ciudad fronteriza, que estaba en manos de los rebeldes desde hace aproximadamente un año.

Los combatientes de Hizbollah avanzaron sobre la urbe en medio de un fuerte bombardeo militar, señaló el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Los medios estatales aseguraron que el Ejército mató a numerosos combatientes y que otros se rindieron. Previamente, los rebeldes habían asegurado haber matado a 15 milicianos de Hizbollah.

Incierta situación de heridos

Casi todos los civiles ya habían huido de la localidad en las últimas semanas. El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos subrayó sin embargo que es incierto el destino de cientos de heridos que aún están en la ciudad.

El gobierno sirio rechazó los pedidos de la Cruz Roja de que se le permitiera acceso a la ciudad sitiada. Desde Damasco se aseguró que la Cruz Roja sólo podría entrar a Al Kusair cuando acabaran los combates. Refugiados que huyeron de allí afirmaron que no existe prácticamente ningún tipo de atención médica desde hace semanas.

Al Kusair se sitúa en la línea de abastecimiento de los rebeldes desde Líbano. También está cerca de la principal carretera que conecta Damasco con las ciudades costeras de Latakia y Tartús, bajo control del gobierno.

er (dpa, Reuters)

DW recomienda