1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército nigeriano frustra ataque terrorista

Un portavoz del Ejército nigeriano asegura que las fuerzas leales al Gobierno de Abuya frustraron un ataque terrorista, matando a por lo menos cincuenta extremistas. Seis militares habrían perdido la vida en el combate.

Un portavoz del Ejército nigeriano asegura que las fuerzas leales al Gobierno de Abuya frustraron un ataque terrorista, matando a por lo menos cincuenta extremistas este viernes (4.7.2014). Se presume que la embestida fue orquestada por Boko Haram, una organización subversiva que busca establecer un Estado islámico en el norte de Nigeria, regido por la sharia (ley islámica). Según el diario local Vanguard, unos doscientos rebeldes se enfrentaron con los soldados nigerianos y el número de muertos superó los setenta.

Seis miembros del Ejército habrían perdido la vida defendiendo la base militar de Damboa, ubicada en el estado de Borno. Una de las víctimas mortales en las filas del oficialismo era un militar de alto rango, informó el periódico nigeriano Premium Times. Los insurgentes también atacaron una estación de policía en Damboa. “Le prendieron fuego a la mitad de este pueblo. La gente está huyendo”, comentaba un habitante de Damboa, bajo condición de anonimato. El miedo cunde en Nigeria desde el levantamiento islamista de hace cinco años.

Algunos indicios sugieren que las agresiones más recientes fueron una represalia por el ataque aéreo consumado 24 horas antes, que produjo bajas considerables entre los miembros de Boko Haram. Testigos presenciales del combate de este 4 de julio dicen que el Ejército dio una buena pelea, pero sospechan que la cifra de muertos puede ser más alta de lo que las autoridades militares admiten. Expertos en seguridad temen que Nigeria no sea capaz de sostener sus operaciones de contrainsurgencia por mucho tiempo.

Las Fuerzas Armadas de ese país tienen grandes deficiencias y demasiadas responsabilidades sobre sus hombros. Sus integrantes no pudieron evitar que más de dos mil personas murieran este año.

ERC ( dpa / AP / AFP )