1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ejército mexicano rescata a 165 inmigrantes secuestrados

Estaban en condiciones de insalubridad y hacinados en Tamaulipas. Grupos criminales los usan para traficar y suelen robarles y asesinarlos.

El Gobierno de México informó este jueves (06.06.2013) del rescate de 165 personas, en su mayoría centroamericanas, que estaban en manos de hombres armados en el estado de Tamaulipas, cerca de la frontera con Estados Unidos. Los inmigrantes fueron encontrados el martes (04.06.2013) en una vivienda por los militares, que recibieron una denuncia ciudadana.

Las personas habían sido secuestradas hace dos o tres semanas por delincuentes, que ya habían contactado vía telefónica a familiares de sus víctimas para extorsionarlos. México es un punto de paso obligado para poder ingresar a Estados Unidos, destino final de las víctimas, que suelen viajar en busca de trabajo.

“Las personas rescatadas manifestaron haber sido retenidas en diversas acciones y lugares en la franja fronteriza cuando pretendían encontrar la manera de cruzar la frontera con Estados Unidos", dijo en conferencia de prensa Eduardo Sánchez, vocero de gabinete de seguridad nacional del Gobierno mexicano.

Traficantes de personas

Las personas rescatadas en México son 77 salvadoreños (entre ellos ocho menores y una mujer embarazada); 50 guatemaltecos (10 menores); 23 hondureños (dos menores, una mujer embarazada), un indio y 14 mexicanos. El Ejército logró capturar a uno de los plagiadores, que estaba encargado de vigilar a las víctimas.

"Todo parece indicar que los migrantes son contactados por traficantes de personas, comúnmente llamados polleros, y que estos delincuentes en vez de llevarlos a la frontera como se les ofrece, se los entregan a grupos criminales", afirmó el funcionario. Las víctimas estaban hacinadas y en condiciones insalubres.

Miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, llegan anualmente a México en tránsito para intentar cruzar de manera ilícita a Estados Unidos. En el paso un gran número es víctima de homicidios, secuestro, violación, extorsión, robo y reclutamiento forzado por parte de grupos del crimen organizado de México, como los Zetas.

En agosto del 2010, 72 inmigrantes indocumentados de Centroamérica y Sudamérica fueron asesinados por los Zetas en un rancho de la localidad de San Fernando, Tamaulipas. En el 2011, cerca de 200 cadáveres de inmigrantes, muchos de ellos mexicanos, fueron hallados en fosas comunes en la misma zona.

DZC (dpa, Reuters, BBC)