1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ejército de Colombia abate a importante líder de las FARC

Ernesto Hurtado, alias “El negro Eliécer”, era cabecilla de una columna móvil de la guerrilla y cercano al jefe máximo de la organización, “Timochenko”.

El Ejército de Colombia informó este lunes (20.05.2013) de la muerte de Ernesto Antonio Hurtado, alias “El negro Eliécer”, cabecilla de la columna móvil “Antonio Santos” de las FARC, una unidad aparentemente dedicada al narcotráfico. Además, Hurtado era considerado hombre de confianza del líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, “Timochenko”.

El rebelde murió durante una ofensiva del Ejército en una zona selvática al noreste de Colombia, en el departamento de Norte de Santander, cerca de Venezuela. El ataque se produjo pese a las negociaciones de paz que el Gobierno mantiene con la principal guerrilla en Cuba. El acuerdo fue desde un comienzo, en todo caso, negociar sin un cese al fuego.

Timochenko es el líder de las FARC.

"Timochenko" es el líder de las FARC.

“Las FARC pierden a uno de los responsables directos de las finanzas producto de la comercialización de cocaína. Hurtado, hombre de confianza de alias 'Timochenko', era encargado de articular todos los brazos del narcotráfico en Norte de Santander", dijo un comunicado del Ejército. Las FARC niegan obtener ingresos del tráfico de cocaína.

Acusado de decenas de asesinatos

El ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, dijo que la muerte del guerrillero, que tenía 31 años de militancia en las FARC, “es un golpe muy importante” para las Fuerzas Armadas Revolucionarias, especialmente porque era “muy cercano” a “Timochenko” y a “Megateo”, un traficante que actúa en la frontera de ese país con Venezuela.

Pinzón añadió que junto con Hurtado murió una guerrillera identificada con el alias de "Tatiana", quien llevaba 21 años en ese grupo y era considerada la jefe de finanzas de la columna. El ministro aseguró que Hurtado “participó en 2004 en el asesinato de más de 30 campesinos. En 2006, participó en la muerte de 19 soldados y policías”.

El comandante de la Segunda División del Ejército, general Juan Pablo Amaya, dijo que tareas de inteligencia efectuadas en los últimos meses lograron establecer la ubicación de Hurtado. El Gobierno ofrecía una recompensa de unos 250.000 euros por informaciones que permitieran dar muerte o capturar al guerrillero.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda