1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Ejército colombiano reporta la muerte de líder de las FARC

Se confirma la muerte del líder de las FARC, José Suárez, alias "El Becerro", durante unos enfrentamientos entre los rebeldes y el ejército colombiano en el norte del país.

Las Fuerzas Militares colombianas han informado de la muerte en combate del líder de la guerrilla de las FARC, José David Suárez, alias “El Becerro”, durante un enfrentamiento cerca del municipio de Bojayá, en el departamento de Chocó, en el noroeste del país.

Enmarcada en la ofensiva que el Gobierno está realizando contra las FARC, a pesar de la tregua unilateral declarada por el grupo rebelde desde el pasado mes de diciembre, la muerte de Suárez es un duro golpe para los insurgentes. Y es que según informa el Comando General de las Fuerzas Militares colombianas, el comandante del frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “era el encargado de coordinar el envío de cargamentos de cocaína hacia Centroamérica y Norteamérica”.

Según confirma el comunicado emitido por el ejército colombiano, “El Becerro” llevaba 36 años en la organización y “manejaba las finanzas y adquisición de material bélico y logístico para el bloque Iván Ríos". Antes de su muerte, las autoridades colombianas ofrecían una recompensa de 1.200 millones de pesos (aprox. 460.000 dólares) por información que permitiera la captura del líder guerrillero.

Líder sanguinario

Sobre Suárez pesaba la acusación de haber participado, precisamente, en un atentado contra la localidad de Bojayá que se saldó con 79 muertos y decenas de heridos en mayo de 2002.

Kolumbien Massaker Bojaya

La masacre de Bojayá acabó con la vida de 79 personas.

Durante el ataque, los rebeldes dispararon misiles de fabricación casera contra la iglesia del pueblo, que en ese momento servía de refugio para los habitantes del pueblo que trataban de protegerse de los combates que se estaban llevando a cabo entre los rebeldes y los paramilitares.

Asimismo, consta que Suárez dirigió el ataque que acabó con la vida de 21 policías, y tras el que fueron secuestrados siete agentes en el municipio de Vigía del Fuerte en el año 2000.

La muerte del líder rebelde se produjo dos días después de la firma del acuerdo logrado en Cuba, por el que el Gobierno y las FARC se comprometen a desminar ciertas áreas montañosas y selváticas colombianas. Este avance ha sido considerado por ambas partes como el primer paso para acabar con un conflicto interno que, tras más de medio siglo, ha dejado más de 220.000 muertos en el país.

JC (Reuters, dpa, EFE)