1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EI se atribuye ataque que dejó 51 muertos en Siria

La milicia radical instaló un coche bomba frente a un centro de mando rebelde en el distrito de Suesian, poco después de ser expulsada de la ciudad.

Ver el video 01:06

Atentato suicida en Al Bab

Apenas un día después de que las fuerzas rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) anunciara la conquista de Al Bab, el último feudo urbano de la milicia terrorista Estado Islámico en la provincia de Alepo (Siria), el grupo radical hizo explotar este viernes (24.02.2017) un coche bomba en la ciudad, causando la muerte de al menos 51 personas y dejando a decenas de heridos, muchos de ellos en estado de suma gravedad.

Estado Islámico se atribuyó el atentado por medio de su agencia, Amaq, donde aseguró que en ataque murieron ocho soldados turcos, 60 rebeldes, además de dejar 100 heridos. También afirmó que dos vehículos militares de Turquía, país que apoya las operaciones del ELS, fueron destruidos. La explosión ocurrió en el distrito de Suesian, frente a dos edificios de los rebeldes, que combaten tanto a los radicales islamistas de EI como a las tropas de Bashar al Assad.

"Hay 34 civiles entre los muertos”, dijo, por su parte, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdelrahman, quien sostuvo que los "milicianos que están dentro de Al Bab se han retirado a zonas del sureste de la ciudad”, cuya importancia estratégica radica en que se encuentra cerca de la frontera con Turquía y era uno de los principales feudos de Estado Islámico en la región, después de Al Raqqa, su "capital” de facto.

Turquía analiza próximos pasos

El Ejército turco, que combate para afianzar una "zona segura” en el norte de Siria, emitió un comunicado asegurando que Al Bab está bajo su control y señaló que Turquía controla ahora 1.925 kilómetros cuadrados en el norte de Siria, mientras las fuerzas aliadas en el territorio cercano controlan otros 300 kilómetros cuadrados. Ahora, las tropas turcas trabajan en despejar de minas la localidad, acción en la que ya han muerto dos soldados.

Batallones del ELS y las tropas turcas comenzaron a rodear la ciudad el pasado 10 de diciembre, en el marco de la operación Escudo del Éufrates, que comenzó en agosto de 2016 y cuyo objetivo es expulsar de la zona tanto al EI como a las milicias kurdo-sirias. Ahora Turquía estudia los próximos pasos a seguir en su ofensiva terrestre, que fue lanzada en agosto contra la voluntad del gobierno del país y que tiene como fin cortar el paso a los kurdos, que aspiran a constituir un protoestado en esa región.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema