1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EI amenaza con atacar cárceles saudíes

A través de la publicación Al Naba, el grupo yihadista acusa a Arabia Saudí de convertir en rehenes a sus simpatizantes. EI llama a atacar a la familia gobernante Al Saud, a las fuerzas de seguridad y a los chiíes.

Iran Protest in Teheran gegen Hinrichtung in Saudi-Arabien

Manifestantes iraníes protestan en Teherán por la ejecución del opositor chií Sheikh Nimr al-Nimr.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha amenazado con destruir las prisiones saudíes para liberar a sus detenidos, en respuesta a la ejecución de decenas de extremistas el sábado pasado (02.01.2016) en Arabia Saudí, que calificó de “chantaje”.

“Los tiranos saudíes demostraron con esta acción su nueva política, que es concentrar a los monoteístas (en mención a los simpatizantes del EI) en las prisiones y convertirlos en rehenes”, según el editorial del semanario Al Naba, publicado en internet por el EI.

Para los yihadistas, el objetivo de las autoridades saudíes es “responder a cualquiera amenaza de los muyahidines (guerreros santos) con la ejecución de los rehenes”.

En el editorial de la publicación, el grupo terrorista indica que para liberar a sus presos el camino es “derrocar a los regímenes que los detienen y luego destruir sus cárceles”. Así pues, el grupo terrorista amenazó con destruir las cárceles de Al Hayer, a unos 25 kilómetros al sur de Riad, y Al Tarfiya, situada en la ciudad de Buraida. En ambos penales la mayoría de los presos están condenados por delitos de terrorismo.

Saudi-Arabien König Salman bin Abdulaziz Al Saud

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

Al Hayer, una de las mayores prisiones de Arabia Saudí, con altos niveles de seguridad, fue blanco el pasado julio de un atentado suicida reivindicado por Estado Islámico, quien a su vez se hace responsable de numerosos atentados perpetrados en el país y en el vecino Yemen. Desde noviembre de 2014, más de 50 personas, en su mayoría chiíes pero entre los cuales también había fuerzas de seguridad gubernamentales, han muerto en Arabia Saudí en ataques cometidos por EI.

Las autoridades saudíes ejecutaron el pasado día 2 a 47 personas, 43 de ellos miembro extremistas suníes de Al Qaeda sentenciados a muerte por su implicación en atentados perpetrados en el reino en 2004 y 2005. El EI había asegurado con anterioridad que liberaría a los presos, al tiempo que amenazó a Arabia Saudí, llamando a perpetrar ataques contra la familia gobernante Al Saud, las fuerzas de seguridad y los chiíes.

JC (EFE, Reuters)




DW recomienda