1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: preocupación mundial por condena contra Mursi

La ONU, la Unión Europea, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos expresaron sus reparos. El Cairo acusa “injerencia”.

La condena a muerte dictada en contra del expresidente de Egipto, Mohamed Mursi, ha causado preocupación en la comunidad internacional, que este lunes (18.05.2015) manifestó sus reparos con la medida tomada contra el primer mandatario egipcio elegido democráticamente y derrocado en un golpe de Estado el 3 de julio de 2013. En ese juicio también fueron condenados más de 100 miembros de los Hermanos Musulmanes.

La decisión adoptada por el Tribunal Penal de El Cairo está ahora en manos del gran muftí, Shauqui Alam, máxima autoridad religiosa islámica del país, que emitirá una opinión no vinculante sobre la medida, que afecta a Mursi por el caso de su fuga de una prisión durante la revolución de 2011, que terminó con la renuncia del entonces mandatario Hosni Mubarak.

El secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, dijo estar “seriamente preocupado” por la condena y recordó que el veredicto aún está pendiente de apelación. Aseguró que seguirá el proceso “muy de cerca”, al tiempo que llamó a promover la paz, la estabilidad y el estado de derecho en la región, alertando que es importante evitar medidas que puedan ir en sentido contrario a este anhelo.

Injerencia internacional

Estados Unidos, por su parte, dijo que la sentencia de muerte es “injusta y socava la confianza en el imperio de la ley”. De acuerdo al portavoz del Departamento de Estado, Jeff Rathke, Washington está también muy preocupado por “otra sentencia de muerte masiva” dictada por un tribunal egipcio. El gobierno de Alemania, en tanto, criticó la condena y manifestó sus “dudas” de que el proceso se haya ajustado a los estándares de un estado de derecho.

Desde Londres, el Ministerio británico de Exteriores expresó la “profunda preocupación” por la pena impuesta “al expresidente” Mursi. “Seguiremos el caso de cerca”, advirtió el Ejecutivo de David Cameron. La Unión Europea, en tanto, apuntó que el proceso “no está en consonancia con las obligaciones de Egipto hacia el derecho internacional”. Egipto calificó estas opiniones como “injerencia en los asuntos internos del país”. La sentencia contra Mursi no es definitiva hasta el 2 de junio.

DZC (Reuters, EFE, dpa)