Egipto: Mursi rechaza el ultimátum | El Mundo | DW | 02.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: Mursi rechaza el ultimátum

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, instó al Ejército a retirar el ultimátum emitido este lunes, que exigía que se reinstaurara el orden en el país en 48 horas o, caso contrario, haría intervenir a sus fuerzas.

A poster of Egypt's President Mohammed Morsi is seen during a pro-Morsi demonstration on July 1, 2013 in Istanbul. The Egyptian armed forces have piled pressure on Islamist President Mohamed Morsi, to applause from the opposition who want his resignation, but analysts say their intervention may be fraught with difficulties. AFP PHOTO/OZAN KOSE (Photo credit should read OZAN KOSE/AFP/Getty Images)

Ägypten Symbolbild Mohammed Mursi

Primero lo hizo desde su cuenta de Twitter y después en su discurso televisado a la nación. Mursi continuará en su cargo "por respeto a la Constitución aprobada por la mayoría de los egipcios". El presidente egipcio reconoció en su alocución haber cometido errores: "Es normal tener fallos", dijo, y apeló a los ciudadanos para que la democracia y las instituciones fueran respetadas. "Con vuestra ayuda, no volverá el antiguo régimen", apeló.

Horas antes, la presidencia había publicado el siguiente mensaje a través de Twitter: "El presidente Mohamed Mursi confirma que adhiere al orden constitucional, rechaza cualquier intento de quebrarlo, insta a las Fuerzas Armadas a retirar su advertencia y rechaza cualquier condición interna o extranjera". La Oficina de la Presidencia de Egipto ya había rechazado por la tarde el ultimátum dado en la víspera por el ejército para que el movimiento de los Hermanos Musulmanes, al que pertenece Mursi, y la oposición resuelvan su conflicto a más tardar este miércoles (3.07.2013)

Protestas en la Plaza Tahir

Protestas en la Plaza Tahir el martes (2.07.2013) por la noche.

Mientras tanto, al menos siete personas murieron y decenas resultaron heridas este martes en tiroteos entre seguidores y opositores al presidente de Egipto, Mohamed Mursi, informaron fuentes médicas. Las víctimas mortales se registraron en la ciudad de Giza, a unos 20 kilómetros de El Cairo, donde islamistas y opositores se enfrentaron a los tiros. También en la segunda mayor ciudad de Egipto, Alejandría, y en la ciudad de Banha, 50 kilómetros al noreste de El Cairo, hubo enfrentamientos a los tiros. En Alejandría resultaron heridas al menos 33 personas.

Un estilo de gobierno que provoca protestas

De acuerdo con el diario "Al Ahram", la oficina presidencial se quejó de que Mursi no hubiera sido consultado previamente. El proceder de los militares da cuenta del poder del Ejército en Egipto, donde actúa como un Estado dentro del Estado.El Ejército rechazó las acusaciones de golpismo y dijo que sólo quiere forzar una solución política al conflicto.

Previamente, la oposición ya había exigido a Mursi que dimitiera de su cargo antes de las 15:00 GMT de este martes. En tanto, los opositores al gobierno inundan las calles de El Cairo y otras partes del país. Los islamistas del partido Nur también proclamaron abiertamente su rechazo a Mursi y exigieron la convocatoria de nuevas elecciones. El movimiento de protesta critica a Mursi por su estilo de gobierno autoritario, por la creciente islamización del país y, no en último lugar, también por el dramático deterioro de la situación económica.

Los continuos disturbios en Egipto también han tenido como consecuencia un creciente desempleo y el aumento de la criminalidad. Las reservas de divisas están cayendo y hay cada vez más problemas en el abastecimiento de gasolina y otros productos. Cuando falta un día para que expire el ultimátum, no se perfila ninguna solución al conflicto entre los Hermanos Musulmanes, el movimiento de protesta y el ejército. El ejército había anunciado que, si no hay acuerdo, pondrá en marcha su propia hoja de ruta para resolver la crisis.

Los islamistas convocaron protestas en todo el país contra lo que consideran como una amenaza de golpe de Estado militar. Una alianza de influyentes políticos islamistas y religiosos llamó a los egipcios en todo el país a defender el "gobierno legítimo" de Mursi.

Ver el video 01:35

Morsi, acorralado.

"Cualquier golpe de Estado contra el gobierno legítimo y la Constitución sumirá al país en el caos y en un futuro incierto", advirtió la alianza en una declaración. Manifestantes pro Mursi clamaban en las afueras de la Universidad de El Cairo "islamismo" y "legitimidad", mientras otros continuaban con su sentada cerca de una mezquita en El Cairo.

También los detractores de Mursi, entre ellos el movimiento "Tamarud" (Rebelión), amenazaron con desarrollar nuevas acciones si Mursi no declara su renuncia en la tarde de hoy. "Tamarud" asegura haber recogido desde principios de mayo más de 22 millones de firmas para exigir la dimisión del presidente. Los opositores a Mursi se reunieron en la plaza Tahrir y cerca del palacio presidencial.

Los manifestantes también tomaron las calles en la provincia de Alejandría, en el norte del país, en Menoufiya y en el norte del Sinaí en demanda de elecciones presidenciales anticipadas.

PK (dpa)

Audios y videos sobre el tema