Egipto: “Analizar critícamente la historia” | La prensa opina | DW | 04.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Egipto: “Analizar critícamente la historia”

El juicio al exdictador egipcio Hosni Mubarak representa una oportunidad de que el cambio democrático se afirme y garantice libertades civiles, comentan editorialistas.

Manifestación durante el juicio a Mubarak en El Cairo.

Manifestación durante el juicio a Mubarak en El Cairo.


Süddeutsche Zeitung
, de Múnich: “Mubarak parece estar en buenas condiciones para que se lo someta a juicio. Este proceso es un suceso de magnitudes históricas, ya que se trata del peor crimen que pueda cometer un gobernante: matar y robar a su pueblo. A Mubarak se le acusa de haber ordenado reprimir violentamente el movimiento en pro de la democracia durante la revolución de enero en Egipto. Y el juicio contra el dictador –inimaginable hace sólo seis meses- se convierte en un hito del cambio en la sociedad egipcia. Pero el tribunal sólo cumplirá con su deber si logra analizar críticamente y sin consideraciones de ningún tipo la historia reciente de Egipto.”

“Egipto necesita a sus revolucionarios”

Neue Zürcher Zeitung, de Zúrich: “Con la retirada forzosa de Mubarak, el 11 de febrero, no comenzó ninguna nueva era en Egipto. Del Ejército gobernante apenas si ha surgido un impulso que denote que se está produciendo un cambio profundo en el sistema. Y también el intento de que los crímenes del régimen de Mubarak sean juzgados sólo fue posible gracias a la presión ejercida por algunos activistas cuyas filas en la Plaza Tahrir eran cada vez ralas. Sería muy apresurado hablar de una revolución traicionada. Pero es claro que a Egipto aún le falta un orden que estipule y garantice las libertades civiles. Para que la caída de Mubarak sea algo más que un símbolo, Egipto necesita más que nunca a sus revolucionarios.”


“Egipcios deben aprender de su historia”

De Volkskrant, de Amsterdam: “Luego de la caída de Mubarak, quedaban dudas sobre si los militares se atreverían a llevar a su antiguo jefe ante la justicia. Después de todo, los militares tuvieron un papel predominante en el régimen. El hecho de que el expresidente deba responsabilizarse por sus actos es una buena señal. Incluso habiendo sido necesario que la opinión pública ejerciera presión para convencer a los altos cargos castrenses. (…) La cuestión es, naturalmente, si se someterá a Mubarak a un juicio justo. En Túnez, el proceso contra el derrocado presidente Ben Ali se transformó en una farsa. Luego de sólo un día de juicio se lo condenó a 35 años de prisión. Sólo queda esperar que los egipcios lo hagan mejor y se tomen tiempo para aprender de su historia.”


“La justicia egipcia debe demostrar que funciona”

The Times, de Londres: “En el mundo árabe, la autocracia confinó a la oposición a las mezquitas, promoviendo de ese modo el surgimiento del islamismo radical. Sería bueno para la seguridad de Occidente y el bienestar de los pueblos árabes que los conflictos sociales ser resolvieran en el marco de gobiernos constitucionales y una justicia apartidaria. El juicio a Mubarak es parte del impulso reformista que pusieron en marcha los movimientos de protesta en la región. Pero, en primera instancia, es la Justicia la que debe demostrar su buen funcionamiento. Si el proceso se prolonga sin llegar a un veredicto, o si Mubarak muere antes de finalizar el juicio, ya no habrá posibilidad de determinar quién fue responsable de los crímenes cometidos contra los egipcios.”

CP/ dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda