EE.UU vuelve a atacar posiciones de Estado Islámico en Irak | El Mundo | DW | 08.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU vuelve a atacar posiciones de Estado Islámico en Irak

La fuerza aérea de Estados Unidos bombardeó varias veces este viernes posiciones del grupo extremista sunita Estado Islámico. También lanzó ayuda humanitaria a los refugiados pertenecientes a minorías religiosas.

Los militares estadounidenses llevaron adelante hoy varios ataques aéreos contra posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, informó el portavoz del Pentágono, John Kirby. Uno de los ataques fue realizado por aviones no tripulados en respuesta a los disparos de artillería de los extremistas cerca de Erbil. Los terroristas fueron "eliminados con éxito", aseguró el portavoz. Después, aviones de combate F-18 atacaron siete vehículos y otras posiciones de artillería, dijo Kirby.

Pocas horas antes, aviones de combate estadounidenses habían atacado por primera vez posiciones de la milicia terrorista sunita en el norte de Irak. Según Kirby, las aeronaves estadounidenses atacaron posiciones de artillería de los extremistas de Estado Islámico (EI). Dos aviones F-18 lanzaron 220 kilos de bombas guiadas por láser cerca de Erbil contra una unidad de artillería móvil. "El EI usaba esta artillería para bombardear fuerzas kurdas que defienden Erbil, donde también hay personal estadounidense", aseguró el Pentágono, que añadió que los jets despegaron del portaaviones "George H.W.Bush", destacado en el Golfo Pérsico desde junio.

"Luz verde" para nuevos ataques

El presidente Barack Obama había autorizado los ataques en la noche del jueves para la protección de militares estadounidenses y de las minorías amenazadas en el norte de Irak. "Como dejó en claro el presidente, los militares estadounidenses seguirán tomando medidas directas contra el EI cuando amenazan a nuestro personal y nuestras instalaciones", dijo el Pentágono. Según el canal CNN, los militares tienen "luz verde" para iniciar nuevos ataques en caso de que los refugiados se vean amenazados.

La fuerza aérea iraquí también atacó posiciones del EI, de acuerdo con informaciones de los medios locales. En la noche del jueves al viernes murieron en ataques aéreos 130 yihadistas en la región de Mosul, informó el portal kurdo Basnews. La web independiente iraquí Sumaria News indicó que más de 105 combatientes fueron asesinados o heridos en un ataque a la ciudad de Sinyar. Los extremistas habían tomado Sinyar hace alrededor de una semana, donde viven miembros de la minoría religiosa de los yazidíes. Además, las tropas del Gobierno iraquí mataron al menos a 25 milicianos que intentaban conquistar una planta de electricidad en la provincia de Al Anbar.

Ayuda humanitaria

Mientras tanto, esta mañana tres aviones de carga y dos jets de combate estadounidenses lanzaron 8.000 raciones de comidas preparadas y 20.000 litros de agua sobre las montañas de Sinyar, en el norte de Irak, donde se esconden miles de yazidíes y cristianos por temor a la violencia y persecución de los extremistas sunitas. Allí, sufren el calor y la falta de agua. De acuerdo con la web de noticias kurda Rudaw, hay alrededor de 50.000 yazidíes escondidos desde hace varios días en las montañas. Al menos 70 personas han muerto ya debido a la falta de provisiones. Muchas se alimentan de hojas, según contaron testigos a Rudaw. UNICEF dice que ya murieron en la zona 40 niños, entre otras cosas por falta de agua.

El Reino Unido también envió aviones con ayuda. Sin embargo, el primer ministro británico, David Cameron, rechazó una participación directa de aviones británicos en los ataques aéreos militares. De acuerdo con el ministro de Defensa, Michael Fallon, Reino Unido participará en la misión militar estadounidense, pero con aviones de reconocimiento. Por su parte, el papa Francisco enviará un enviado personal de alto rango a visitar a los cristianos en la región. El Vaticano informó que el cardenal Fernando Filoni, quien conoce Irak, transmitirá a los perseguidos allí la solidaridad de la Iglesia y del Papa.

MS (dpa/Rtrla)