1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. reitera su protección a Corea del Sur

El secretario de Defensa, Jim Mattis, advierte de una "aplastante" respuesta ante cualquier ataque nuclear norcoreano. Las declaraciones de Trump durante la campaña habían levantado dudas sobre esta garantía disuasoria.

En una explícita advertencia a Corea del Norte, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, dijo el viernes (03.02.2017) que cualquier uso de armamento nuclear por parte de aquel país contra Estados Unidos o cualquiera de sus aliados tendría lo que definió como una "efectiva y aplastante" respuesta. Reafirma así el paraguas protector sobre Corea del Sur y Japón, yendo un paso más allá, en una aparición conjunta con su homólogo surcoreano Han Min Koo.

"Corea del Norte continúa lanzando misiles, desarrollando su programa nuclear y empleando una retórica y un comportamiento amenazante", dijo Mattis junto a Koo y flanqueado por las banderas de Estados Unidos y Corea del Sur. "Nos mantenemos junto a nuestro aliado, la pacífica República de Corea, para mantener la estabilidad en la península y la región", añadió. "El compromiso de América de defender a nuestros aliados y de mantener nuestra garantía de disuasión continúa blindado: cualquier ataque a los Estados Unidos o a nuestros aliados será derrotado, y cualquier uso de armas nucleares encontraría una respuesta que sería efectiva y aplastante".

Las declaraciones de Matti y su elección de Corea del Sur como su primera visita official desde que asumió el cargo al frente de la Defensa estadounidense el pasado 20 de enero reafirman el compromiso en la defensa del país, cuestionado desde que Donald Trump sugiriera durante la campaña electoral que era un mal negocio para Estados Unidos.

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio de Reunificación, Jeong Joon Hee, afirmó que Corea del Norte había retirado del cargo a su jefe de la seguridad del estado Kim Won Hong, supuestamente por corrupción, abuso de poder y tortura.

LGC (AP/AFP)

DW recomienda