1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. no levantará las sanciones hasta que Rusia devuelva Crimea

La nueva representante ante la ONU habla por primera vez ante el Consejo de Seguridad. Su homólogo ruso ve, a pesar de todo, un cambio en el tono.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, condenó este jueves (03.02.2017) las "agresiones" de Rusia contra Ucrania y prometió un fuerte apoyo a Kiev, a pesar de la intención declarada de la nueva administración de mejorar las relaciones. En sus primeras declaraciones públicas ante el Consejo de Seguridad, Haley afirmó que las sanciones estadounidenses impuestas a Rusia tras la anexión de Crimea en 2014 seguirán en vigor hasta que Moscú devuelva la península a Ucrania.

"Queremos mejorar nuestras relaciones con Rusia; no obstante, la grave situación en el este de Ucrania exige una clara y fuerte condena de las acciones rusas", afirmó. La actual ofensiva rusa en el este de Ucrania había supuesto el primer escollo en el acercamiento que buscaba la administración de Donald Trump, por lo que las palabras de Haley estaban siendo escrutadas para ver si se producían cambios en la política hacia Rusia.

La diplomática estadounidense empezó su intervención lamentando que su primera aparición ante el Consejo tuviera que ser para "condenar las agresiones de Rusia", lo que la convertía en una reedición de declaraciones anteriores de su predecesor. "Hasta que Rusia y los separatistas a los que apoya respeten la soberanía de Ucrania y su integridad territorial, la crisis continuará", dijo, añadiendo que "Crimea es parte de ucrania: las sanciones al respecto continuarán hasta que Rusia devuelva el control sobre la península de Crimea".

¿Cambio de tono?

"He detectado un leve cambio en el tono", dijo el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin. "Es sólo el principio de un camino que, esperamos, nos dirija a algo más constructivo", comentó a los periodistas. Para él, la escalada de la violencia en torno a la ciudad de Avdiivka (comparada con Alepo por el embajador ucraniano), en la que desde el domingo han muerto al menos 23 personas y unas veinte mil permanecen sin calefacción ni agua, ha sido provocada por "como un pretexto para retirarse de los acuerdos de Minsk".

Por otro lado, Estados Unidos modificó hoy las sanciones contra Rusia para permitir la venta de determinadas tecnologías, como computadoras o teléfonos celulares, afectadas por las medidas tomadas por la presunta responsabilidad de Moscú en el ciberespionaje cometido durante la campaña electoral. La Casa Blanca destacó que la medida forma parte de una revisión habitual de las sanciones y no representa un cambio de política. "Yo no he suavizado nada", dijo el presidente Donald Trump al ser preguntado por la medida.

LGC (AFP/dpa/EFE)

DW recomienda