1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. niega responsabilidad en ataque aéreo contra Alepo

El bombardeo ocurrido ayer (16.03.2017) cerca de una mezquita dejó un total de 46 muertos.

Si bien el Ejército estadounidense reconoció que tuvo participación en el ataque aéreo ocurrido el jueves, aclaró que su objetivo era dar con una reunión de Al-Qaeda, desligándose de las bombas que cayeron sobre la mezquita a la hora del rezo que dejó 46 personas fallecidas.

Frente a la información entregada por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el Pentágono insistió que la mezquita en cuestión no fue golpeada por los estadounidenses, sino un edificio cercano donde murieron docenas de miembros del grupo yihadista.

 "La mezquita todavía está de pie y relativamente indemne", dijo el portavoz del Pentágono,  capitán de la Armada, Jeff Davis. "El edificio al que nos dirigimos estaba adyacente" y el ataque "claramente alcanzó el objetivo previsto", dijo esto mostrando una imagen en blanco y negro de lo que parecía ser una antigua mezquita con un edificio aplanado a poca distancia. Davis no dijo cuál había sido el propósito del edificio destruido o si podría haber estado de alguna manera conectado a la antigua mezquita de Al-Jineh.

John J. Thomas portavoz del Comando Central anunció que se llevará a cabo una investigación para esclarecer si en el ataque murió o resultó herido algún civil.

El ataque tuvo lugar mientras los fieles se encontraban reunidos allí para la oración nocturna.  "La cifra de muertos podría subir, ya que todavía hay muchos desaparecidos bajo los escombros y la mayoría de los más de 100 heridos están en estado crítico", dijo el director del Observatorio Sirio, Rami Abdel Rahman, quien además afirmó que el ataque no fue llevado a cabo por aviones sirios ni rusos. El Observatorio basa sus informaciones en una red de activistas distribuidos por toda Siria.

Tanto Estados Unidos como Rusia llevan a cabo ataques aéreos contra los extremistas en Siria, principalmente contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI) y el Frente Tahrir al Sham, cercana a Al Qaeda (ex Frente Al Nusra), que tienen posiciones cerca de Alepo. Ambos grupos están excluidos del alto el fuego que rige desde finales de diciembre en Siria.

MN (afp, dpa)

DW recomienda