EE.UU. empleó a mil exnazis como espías durante la Guerra Fría | Europa | DW | 27.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

EE.UU. empleó a mil exnazis como espías durante la Guerra Fría

Los servicios secretos de Estados Unidos emplearon a al menos 1.000 antiguos nazis como espías durante la Guerra Fría, asegura este lunes (27.10.2014) el periódico New York Times. Según reporta el rotativo en base a entrevistas y actas desclasificadas, el director del FBI J. Edgar Hoover y de la CIA Allen Dulles “reclutaron agresivamente a exnazis de todo rango” durante la década del 50.

El servicio que podían prestar los nacionalsocialistas en las labores contra los rusos y los comunistas tuvo aparentemente mayor peso que los reparos morales que se desprendían de las funciones cumplidas por estos bajo el régimen nacionalsocialista alemán.

El especialista en asuntos relacionados con el Holocausto Richard Breitman, de la Universidad Americana de Washington, forma parte del equipo que evalúa las actas desclasificadas por el gobierno estadounidense. Citado por el New York Times, señala que los servicios secretos de Estados Unidos protegieron a los agentes nacionalsocialistas, evitando también que fuesen sometidos a juicio.

Como ejemplo se menciona que la CIA contrató a un oficial de la SS como espía pese a que el sujeto había cometido “crímenes de guerra menores”. En 1994 la inteligencia estadounidense presionó a las autoridades para que no dieran curso a investigaciones contra un exespía que había sido relacionado con la masacre de miles de judíos en Lituania.

Otro oficial de la SS que trabajó para la CIA en Europa fue antes asistente de alto rango de Adolf Eichmann, responsable oficial de los transportes de deportados a los campos de concentración en la Alemania nacionalsocialista. Según señala el reporte en base a las actas, ese oficial fue trasladado junto con su familia a Estados Unidos en 1954, a modo de “recompensa” por los servicios prestados a la CIA. (dpa)