EE.UU. dejará 1.000 soldados adicionales en Afganistán | El Mundo | DW | 06.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. dejará 1.000 soldados adicionales en Afganistán

La información fue confirmada por el secretario de Defensa, Chuck Hagel, durante una visita no anunciada al país asiático.

Originalmente eran 9.800, pero ahora serán 10.800 los soldados estadounidenses que permanecerán en territorio de Afganistán una vez que se concrete la retirada de las tropas de la misión ISAF organizada por la OTAN para colaborar con las autoridades locales en la lucha contra la insurgencia y para mejorar la seguridad en el país. Esa misión concluye a fin de año, pero Afganistán y EE.UU. alcanzaron un acuerdo para dejar un remanente de soldados.

En una visita no anunciada a Afganistán, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, dijo este sábado (06.1.20214) que la idea es que los 1.000 solados adicionales ayuden a suplir el déficit temporal de fuerzas que quedará tras la salida de las tropas del ISAF y colaboren en el entrenamiento de las fuerzas de seguridad locales. “Estarán en Afganistán un par de meses”, dijo Hagel.

“Pero la decisión del presidente (Obama) no cambiará la misión de nuestras tropas ni el calendario a largo plazo de su repliegue”, dijo Hagel en una rueda de prensa conjunta con el presidente afgano, Ashraf Ghani. Tampoco se reformará el mandato de las tropas tras los trece años de la misión de la OTAN: “entrenar, asesorar y asistir” a las tropas afganas, afirmó el saliente secretario de Defensa.

Momentos violentos

El presidente afgano, que llegó a Kabul este sábado después de participar en una cumbre de más de cincuenta países en Londres, remarcó durante la rueda de prensa el “apoyo de la comunidad internacional para tener un Afganistán estable, seguro y próspero”. La visita de Hagel a Kabul es la cuarta que realiza desde que está en el cargo, en el que será reemplazado por Ashton Carter.

Si bien el 31 de diciembre termina el mandato de la ISAF, tanto Estados Unidos como los países de la OTAN que enviaron fuerzas a Afganistán mantendrán tropas más allá de esa fecha. El conflicto en el país asiático atraviesa uno de sus momentos más violentos desde la invasión de Estados Unidos, que propició la caída del régimen talibán hace trece años. Durante las últimas semanas se han producido un gran número de ataques insurgentes, lo que hace temer por la seguridad del país si se van todas las fuerzas extranjeras.

DZC (dpa, EFE)