EE.UU.: Comité del Senado aprueba uso de fuerza en Siria | El Mundo | DW | 04.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU.: Comité del Senado aprueba uso de fuerza en Siria

Con diez votos a favor y siete en contra, se despejó el camino para una votación en el pleno la próxima semana. Senadores republicanos apoyaron a Obama.

El primer paso camino a un ataque contra Siria se dio este miércoles (04.09.2013) en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, que aprobó por diez votos contra siete y una abstención una resolución que fija un límite de 60 días para cualquier intervención en el país asiático. El acuerdo final es más acotado que el que presentó el Gobierno, pero cumple con la meta de “castigar” a Siria.

La resolución, que recibió el apoyó de legisladores republicanos, debe ser votada por el pleno del Senado la próxima semana. En el confuso entramado parlamentario, también la Cámara de Representantes debe aprobar la medida, que a pesar de este triunfo inicial, cuenta con una importante resistencia entre los congresistas, muchos de los cuales temen que la decisión termine implicando a Estados Unidos en un conflicto de largo aliento e incendie la región.

El congresista Adam Kinzinger muestra una foto de niños sirios durante el debate en la Cámara de Representantes.

El congresista Adam Kinzinger muestra una foto de niños sirios durante el debate en la Cámara de Representantes.

Obama y funcionarios del Gobierno han presionado al Congreso para que actúe con rapidez, diciendo que la seguridad nacional y la credibilidad internacional están en juego en la decisión respecto a la utilización de la fuerza contra el Gobierno del presidente Bashar al-Assad por el uso de armas químicas. La misión de 60 días podría ser prorrogada otros 30 si Obama así lo decidiera.

“No habrá soldados en terreno”

También este miércoles, la Cámara de Representantes recibió al secretario de Estado, John Kerry, al secretario de Defensa, Chuck Hagel, y al general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto. Todos ellos respondieron a las preguntas de los legisladores, que básicamente cuestionaron la posibilidad de volver a desplegar soldados en una guerra similar a las de Irak y Afganistán. Entre el público había personas que, con las manos pintadas de rojo, exigían que no se realizara operación militar alguna.

“Si no asumimos una postura aquí hoy, les garantizo, es más probable que enfrentemos riesgos mayores a nuestra seguridad y una probabilidad mucho mayor de conflictos que demanden nuestra acción en el futuro”, dijo Kerry ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara. “Assad leerá nuestro silencio, nuestra falta de voluntad para actuar, como una señal de que puede usar sus armas con impunidad", añadió Kerry.

El presidente del Comité de la Cámara le informó a Kerry de que “es muy claro en el lado de la Cámara que no hay apoyo para soldados en terreno”, a lo que el secretario de Estado contestó tajantemente que “no habrá soldados en terreno. El presidente lo ha dicho una y otra vez”. La única excepción sería un pequeño “equipo de rescate” para casos de emergencia.

DZC (Reuters, dpa, CNN)

DW recomienda