1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

EE. UU. podría haber espiado a noruegos en su propio país

Un servicio secreto estadounidense contrató a expertos policiales noruegos para que vigilasen en el país escandinavo a cientos de sus ciudadanos, denuncian medios en Oslo.

default

SUD, Surveillance Detection Unit, por sus siglas en inglés, portaría por nombre un servicio secreto estadounidense que, según la prensa local, lleva tiempo espiando a cientos de noruegos sobre su propio territorio.

La unidad está compuesta, añaden los medios de comunicación, por entre 15 y 20 especialistas que habrían organizado una labor de vigilancia de 24 horas diarias desde una oficina situada en las cercanías de la embajada estadounidense.

Jefe del grupo sería Olaf Johan Johansen, de 71 años, ex director de la división antiterrorista de la policía noruega y actualmente jubilado, y el objetivo del mismo evitar eventuales atentados contra la embajada y la residencia del embajador de Estados Unidos en Noruega.

El Gobierno no sabe nada

Polizei Norwegen

Las autoridades noruegas aseguran no saber del supuesto espionaje.

El ministro de Justicia noruego, Knut Storberget, dijo a la emisora TV2 que su Gobierno no sabe nada de las supuestas actividades del SDU en su país, un servicio que habría sido creado hace casi diez años.

Storberget informó que ya se ha puesto en marcha una investigación para descubrir si alguien autorizó actividades de espionaje que puedan violar las leyes del país. El portavoz de la embajada de Estados Unidos, Tim Moore, prometió por su parte que la delegación cooperará "de forma intensiva" con las autoridades noruegas para esclarecer el caso.

Fotos y datos en una base

Los empleados del SDU habrían fotografiado y registrado información personal de cientos de personas "sospechosas" y habrían dado acceso a esa información al jefe de la sección antiterrorista de la embajada estadounidense mediante un banco de datos creado específicamente para ese fin. (dpa)

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda