1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estados Unidos

EE. UU.: los demócratas buscan nuevo líder

Los demócratas no solo perdieron la Presidencia, sino también muchas legislaturas estatales y no lograron recuperar el Senado. Barack Obama ofreció su primera conferencia de prensa desde entonces.

El Partido Demócrata de Estados Unidos se prepara esta semana para escoger a su nuevo líder el próximo jueves, tras la debacle electoral del pasado 8 de noviembre con la derrota inesperada de su aspirante a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

La presidencia del Comité Nacional Demócrata (DNC, secretariado) está ocupada de manera interina por la analista Donna Brazile desde la salida de la congresista Debbie Wasserman-Schultz, criticada por influir en el proceso de primarias en el que se impuso Clinton frente al senador por Vermont, Bernie Sanders.

¿Un congresista negro y musulmán?

Hasta el momento, el nombre que suena con más fuerza es el congresista musulmán y negro Keith Ellison, considerado uno de los rostros más progresistas del partido, y quien ya ha recibido el apoyo de Sanders, del líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid, y de la influyente senadora Elizabeth Warren.

Pero otros miembros del partido también suenan en las apuestas para abrir una nueva etapa entre los demócratas. Ray Buckley, vicepresidente actual del DNC, indicó la semana pasada que ha recibido peticiones de sus correligionarios para presentarse a las elecciones internas del partido, pero aunque conoce los entresijos de su maquinaria, sería visto como una opción continuista.

Por su parte, Howard Dean, quien fuera el último presidente del partido a tiempo completo, también ha hecho públicas sus intenciones de presentarse de nuevo al cargo, con los credenciales que le otorgó la victoria demócrata de 2006 en las legislativas y las elecciones presidenciales de 2008, cuando él aún dirigía el DNC.

¿Un exgobernador cercano a la clase obrera blanca?

El exgobernador de Maryland y exaspirante a la nominación presidencial Martin O'Malley dijo el pasado viernes estar evaluando seriamente su candidatura para dirigir el DNC, una opción bastante equilibrada para el partido, ya que podría apelar a la clase obrera blanca, que se ha alejado de los demócratas, y también a las minorías, con las que ha desarrollado una estrecha relación.

El último de la corta lista es el actual secretaria de Trabajo, Thomas Pérez, una voz progresista, hispana y con vínculos con el presidente Barack Obama, pero cuya candidatura parece la menos probable.

Obama: "el pueblo ha hablado"

En este marco, Obama instó a sus compañeros de partido a "escuchar a las bases" y regresar al terreno en vez de recurrir a los datos y las encuestas. "Cuando tu equipo pierde, todo el mundo se siente frustrado", aceptó el aún presidente demócrata estadounidense en su primera rueda de prensa tras las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Primera conferencia de prensa de Barack Obama tras las eleccioens del 8 de noviembre de 2016 (Picture-Alliance/AP Photo/S. Walsh)

Obama: "Cuando tu equipo pierde, todo el mundo se siente frustrado."

Es "sano" para el Partido Demócrata "reflexionar" sobre su futuro, concedió, pero advirtió que es importante que la organización no renuncie a sus "valores fundamentales".

"¿Tengo preocupaciones ante la Presidencia de Trump? Absolutamente", afirmó Obama, interrogado por la prensa. Pero "el pueblo ha hablado" y ha escogido a Donald Trump para ser el próximo mandatario del país, por lo que hay que dar "el tiempo y el espacio" necesarios al magnate para que tome sus propias decisiones, agregó, al tiempo que rehusó comentar cada nombramiento que el presidente electo haga a partir de ahora.

El mandatario demócrata saliente también recordó que la victoria de Trump se debió a que consiguió movilizar a un importante grupo de votantes en todo el país y el resultado "es un recordatorio de que las elecciones importan y que cada voto cuenta".

RML (efe, ap)

DW recomienda