EE. UU: investigan muerte de adolescente a manos de policía | El Mundo | DW | 16.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU: investigan muerte de adolescente a manos de policía

Tyree King, de 13 años de edad, intentaba huir de la policía por un callejón cuando un oficial, identificado como Bryan Mason, le disparó por haber sacado un arma que resultó ser falsa.

Policías de la ciudad de Columbus, en el estado norteamericano de Ohio, mataron a tiros a un adolescente en la noche del miércoles (15.09.2016) después de que el joven sacara una pistola falsa. Tyree King, de 13 años de edad, y otra persona intentaban huir de la policía metiéndose a un callejón, cuando un oficial, identificado como Bryan Mason, le disparó a King por haber sacado lo que parecía ser un arma. Tras el tiroteo, los detectives recogieron el arma de la escena y determinaron que era una pistola de balines con una mira láser. El joven baleado fue llevado a un hospital infantil, donde sucumbió a sus heridas.

El incidente se produce a casi dos años de la muerte de Tamir Rice, otro joven de origen afroamericano de 12 años, quien fue baleado por un policía de Cleveland que respondía a reportes de un sospechoso armado en un parque de la ciudad. Una investigación posterior mostró que Rice portaba una pistola de imitación que disparaba pellets de plástico.

Decenas de personas formaron parte de una vigilia cerca de la escena del crimen el jueves por la noche (16.09.2016). Allí, los padres del adolescente acribillado exigieron a las autoridades una investigación e instaron a la población a no juzgar las acciones de su hijo en su última noche de vida.

Las autoridades responden

El alcalde de Columbus, Andrew Ginther, se pronunció sobre el incidente, denunciando el hecho de que el adolescente hubiera podido adquirir la réplica de un arma de fuego. "Algo va mal en nuestra sociedad. A causa de nuestra locura de las armas y la tendencia a la violencia tuvo que morir un joven de 13 años", dijo Ginther.

Por su parte, las autoridades policiales y judiciales del gobierno municipal prometieron llevar acabo una investigación extensa y rechazaron semejanzas del incidente al caso de Tamir Rice. El policía que provoco los disparos fue removido de su cargo temporalmente mientras se lleva a cabo la investigación. La evidencia del tiroteo será presentada ante un jurado preliminar, que determinará si las acciones del oficial fueron justificadas o no, y de acuerdo con ese veredicto se podría llevar el caso a juicio.

El incidente se suma a una lista de casos controversiales de abuso policial contra la comunidad afroamericana que han sacudido a EE. UU en los últimos años. Estos hechos han provocando protestas y creado división a lo largo del país, donde muchos en la comunidad afroamericana acusan a las autoridades policiales de utilizar hacia ellos una fuerza excesiva y prejuicios raciales.

JCG (EFE, Reuters)

DW recomienda