1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. habría abatido a importante líder del EI

Los reportes de inteligencia estiman que Abu Omar al Shishani murió en una ofensiva aérea lanzada el viernes pasado en Al Shadadi.

Una ofensiva aérea lanzada por Estados Unidos contra la localidad de Al Shadadi, en Siria, el pasado viernes 4 de marzo causó la muerte de 12 yihadistas del Estado Islámico, entre los que se encontraría el importante líder de la milicia radical Abu Omar al Shishani, también conocido como “Omar el checheno” (en la foto). Así lo reportó este martes (08.03.2016) el Pentágono mediante un comunicado. Varios funcionarios habían adelantado la información.

Shistani, quien fue descrito como el “ministro de Guerra” de facto del grupo rebelde, era uno de los insurgentes más buscados en un programa estadounidense de recompensas que ofrece hasta 5 millones de dólares por información que ayude a encontrarlo. La ofensiva lanzada por la coalición que combate el EI buscaba consolidar los avances sobre el terreno de las fuerzas que habían recuperado Al Shadadi de manos del Estado Islámico hace unas semanas.

Nacido en 1986 en Georgia, Shishani luchó en las fuerzas armadas de su país durante la corta guerra con Rusia de 2008 y tiene reputación de ser un cercano asesor militar del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, quien ha dicho a sus seguidores que confía plenamente en su colaborador. Se estima que Shistani comenzó a luchar en brigadas rebeldes de la guerra civil siria en 2012 y que uno o dos años después se unió al EI.

Una buena mezcla

Dos funcionarios estadounidenses expresaron su optimismo en el resultado de la ofensiva, pero admitieron que la suerte de Shishani no estaba clara. Una tercera autoridad se limitó a decir que el comandante islamista era uno de los blancos del operativo aéreo. El Departamento de Defensa de Estados Unidos no ha confirmado por el momento la muerte del terrorista, aunque existe un alto grado de certeza al respecto.

Su muerte, si se confirma, podría afectar severamente la capacidad del grupo islamista para reclutar soldados en el extranjero, así como sus esfuerzos por mantener sus posiciones en Irak y Siria, donde en los últimos meses ha sufrido fuertes reveses. Los reportes de inteligencia reconocían que Al Shishani, cuyo nombre real es Tarkhan Batirashvili, había convertido a las fuerzas del EI en eficientes máquinas de combate gracias a la mezcla de sirios, que conocen el terreno, con chechenos, hábiles en la lucha.

DZC (Reuters, AFP, AP, EFE)


DW recomienda