1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. enviará tropas a Siria

El contingente estará integrado por menos de 50 soldados y servirá de refuerzo en la lucha contra la milicia terrorista EI. La decisión supone un cambio en la política del presidente Barack Obama ante el conflicto sirio.

Estados Unidos anunciará el envío de un pequeño contingente de tropas al norte de Siria con un rol de asesoramiento para intensificar la campaña contra el Estado Islámico (EI). Las unidades militares especiales, integradas por menos de 50 soldados, servirán de refuerzo en la lucha contra la milicia terrorista, informó hoy (30.10.2015) a la agencia alemana dpa un representante de alto rango del gobierno en Washington.

Ese envío supone un cambio sustancial en la política de Obama ante el conflicto en Siria, ya que el presidente se había opuesto hasta ahora a la presencia de tropas estadounidenses sobre el terreno en ese país.

Las unidades estadounidenses estacionadas en el norte de Siria estarán encargadas de coordinar los ataques de combatientes sirios y kurdos contra el EI, precisó la fuente oficial estadounidense. Además, el presidente Barack Obama habría autorizado el traslado de un número indeterminado de cazas de combate A-10 y F-15 a la base aérea de Incirlik, en Turquía.

Asimismo y de común acuerdo con el primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, se formará una fuerza conjunta para coordinar ataques contra los líderes de la milicia sunita del EI y su red en ese país. Además, se reforzará el apoyo a Jordania y el Líbano en su lucha contra el EI, agregó el representante del gobierno estadounidense.

US Soldaten in Afghanistan

EE. UU. lleva más de un año bombardeando al EI en Siria e Irak, dentro de una coalición internacional de 65 países.

La decisión es el resultado de una revisión de la estrategia del Gobierno de Obama en su lucha contra el Estado Islámico y se basa en el trabajo en equipo llevado a cabo junto a sus aliados para recuperar el terreno ocupado ahora por el grupo terrorista. Al mismo tiempo se están reduciendo los esfuerzos, hasta el momento infructuosos, de armar y entrenar a los rebeldes sirios.

El anuncio llega cuando los principales aliados y detractores internacionales del régimen del presidente sirio, Bachar al-Assad, buscan en Viena puntos de consenso sobre el futuro del país árabe, sumido en una guerra que dura ya más de cuatro años y que ha causado más de 250.000 muertos y millones de refugiados.

JC (dpa, EFE)


DW recomienda