1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. enviará más soldados y armas a Irak

El presidente Barack Obama autorizó el despliegue de otros 450 hombres para la realización de “asesorías militares”.

Un total de 450 nuevos soldados estadounidenses serán enviados a Irak, luego de que el presidente Barack Obama autorizara el despliegue de las fuerzas como “asesores militares”, de acuerdo a un comunicado entregado este miércoles (10.06.2015) por la Casa Blanca. A las tropas se sumará también la entrega de material de combate para el Ejército iraquí, así como para las fuerzas peshmerga kurdas y milicianos tribales.

Asimismo, la nueva base de entrenamiento será instalada en la provincia de Al Anbar, donde las fuerzas locales combaten contra el Estado Islámico. El plan para ampliar de 3.100 a 3.550 la presencia de asesores y militares estadounidenses marca un ajuste en la estrategia de Washington en la lucha contra los yihadistas, luego de las presiones que ha recibido Obama para que la potencia haga más para derrotar a los radicales.

Funcionarios estadounidenses esperan que la reforzada presencia en terreno en Anbar ayude a los militares iraquíes a concebir y llevar adelante un contraataque para recuperar la capital provincial Ramadi, que los insurgentes tomaron el mes pasado en una ofensiva que expuso las carencias del Ejército local. Obama decidió el nuevo despliegue en el corazón sunita iraquí en respuesta a un pedido del primer ministro de ese país, Haider al-Abadi, dijo la Casa Blanca.

Lecciones aprendidas

El Pentágono indicó que “este esfuerzo es por mantener nuestra amplia estrategia para trabajar con socios en el terreno a fin de degradar y finalmente vencer al EI”. Obama también ordenó que “se aceleren las entregas de equipos y materiales (militares) esenciales” a las fuerzas iraquíes. A pesar de los ataques aéreos liderados por Estados Unidos, hasta ahora ha sido imposible hacer retroceder de forma efectiva a las fuerzas del EI.

“Estos nuevos asesores trabajarán para capacitar a las fuerzas iraquíes, incluyendo a los combatientes tribales (sunitas), y mejorar su capacidad de planificar, dirigir y llevar a cabo operaciones contra el EI en el este de Al Anbar”, explicó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. Esta misión adicional “se basa en las lecciones aprendidas en los últimos meses y es solamente un aspecto de nuestro compromiso de apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes”, añadió el portavoz.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda