1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

EE. UU.- Cuba: ¿cinco años más de embargo?

Con la reapertura de las embajadas, Washington y La Habana abren una puerta que se mantuvo cerrada más de medio siglo. En Estados Unidos, la mayoría aprueba el paso, pero también hay dura resistencia.

“Es un cambio radical, pero positivo“, señaló a DW Wayne Smith, quien encabezó la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana desde 1979 hasta 1982. “Washington siguió una senda absolutamente improductiva”, indica.

Según Smith, la nueva política del presidente Barack Obama con respecto a Cuba se adecúa a las realidades políticas actuales. “En los años 60, México era el único país latinoamericano que mantenía relaciones comerciales con Cuba, pero en 2014, era Estados Unidos el que estaba aislado”, afirma.

Resistencia republicana

Los que aprueban la política de Obama hacia Cuba son mayoría. De acuerdo con el instituto demoscópico Pew Research Center, el 63 por ciento de los estadounidenses está a favor de estrechar los lazos con la isla caribeña. Pero los opositores no se arredran. Los republicanos, que dominan el Congreso, han anunciado que intentarán bloquear el acercamiento. La pregunta es qué podrán hacer realmente.

“Aunque el Congreso puede votar contra el nombramiento de un embajador o bloquear fondos suplementarios requeridos para el funcionamiento de la embajada, no puede hacer nada para impedir que el gobierno ponga un cartel en la fachada que diga ‘embajada'”, explica Eric Hershberg, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la American University, en Washington DC.

Hay altas probabilidades de que el Gobierno de Obama proponga como embajador a Jeffrey DeLaurentis, quien fuera jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, y pasó ahora a convertirse e encargado de negocios interino. Hershberg vaticina que el Senado rechazará la nominación y cree que DeLaurentis “seguirá encabezando la misión diplomática en La Habana, ahora en la embajada, pero sin rango formal de embajador”.

La bandera de Cuba ondea en su embajada en Washington.

La bandera de Cuba ondea en su embajada en Washington.

¿Y el embargo?

De acuerdo con encuestas realizadas por el Pew Research Center, cerca del 66 por ciento de los estadounidenses está también a favor de que se ponga fin al embargo contra Cuba. Pero los expertos no se muestran optimistas al respecto. Prevén que el Congreso no votará el levantamiento, en vista de la mayoría que tienen los republicanos.

“Mi evaluación es que mientras la tengan, mantendrán en pie el embargo”, dice Hewrshberg, acotando: “Esto es, a menos que se produzca un cambio de gobierno en Cuba. Pero eso no ocurrirá, de modo que no espera que el embargo se levante formalmente por lo menos en los próximos cinco años”.

DW recomienda