1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU.: autoridades logran desbloquear otro iPhone

Los fiscales necesitaban la información para avanzar en un caso de narcotráfico en Nueva York. Anteriormente, Apple se había negado a colaborar con la Justicia.

Por segunda vez, las autoridades de EE. UU. lograron desbloquear un iPhone sin necesidad de recurrir a la ayuda forzada de Apple. Esta vez se trató de un caso de narcotráfico en Nueva York, donde el acceso a los datos almacenados en el aparato era vital para avanzar en la investigación. Alguien facilitó los códigos necesarios a las autoridades, cerrando lo que prometía ser un nuevo conflicto con la compañía.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos había presentado un litigio para tratar de conseguir que Apple Inc ayudara a desbloquear el teléfono. Pero a través de una carta presentada el viernes (22.04.2016) en una corte federal en Brooklyn, Nueva York, los fiscales dijeron que en la noche del jueves 21 de abril los investigadores utilizaron la clave para acceder al teléfono y, como resultado, “ya no se necesita la ayuda a Apple y retira su solicitud”.

“Un individuo proveyó la contraseña del iPhone en cuestión en este caso. El Gobierno introdujo la clave y logró acceder al iPhone”, indica el escrito entregado a la jueza. Según el diario Wall Street Journal, el mismo acusado, que antes había asegurado haber olvidado la combinación, acabó dando el código de acceso. Anteriormente, Apple se había negado a entregar los códigos para acceder al celular de uno de los atacantes de la masacre de San Bernardino.

No quieren crear precedente

El caso de Nueva York adquirió mayor relevancia precisamente debido a ese caso, cuando los fiscales intentaron acceder al aparato, sin éxito. Apple se negó a colaborar, arguyendo que se podía sentar un precedente que pondría en riesgo la seguridad y privacidad de los usuarios. Sin embargo, gracias a la ayuda de hackers, finalmente el FBI fue capaz de desbloquear el aparato de la compañía de la manzana.

La portavoz del Departamento de Justicia Emily Pierce dijo que los casos “nunca se trataron de crear un precedente judicial, son sobre la capacidad de las agencias de la ley y la necesidad de acceder a evidencia en los aparatos conforme a lo dispuesto por órdenes legales”. Los fiscales habían apelado a una decisión del 29 de febrero del juez James Orenstein, que sostenía que él no tenía la autoridad para ordenar a Apple que deshabilite la seguridad del teléfono incautado durante una investigación de narcotráfico.

Apple se negó a realizar comentarios.

DZC (Reuters, EFE, dpa)


DW recomienda