Economía europea: tres meses de estrés por delante | Europa | DW | 04.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Economía europea: tres meses de estrés por delante

A tres meses de la puesta en marcha de la unión bancaria europea, considerada como el proyecto comunitario más importante desde la introducción del euro, aún queda mucho por Hacer.

A tres meses de la puesta en marcha de la unión bancaria europea, considerada como el proyecto comunitario más importante desde la introducción del euro, aún queda mucho por hacer. El 4 de noviembre el Banco Central Europeo (BCE) asumirá su papel como supervisor de los bancos de la zona euro. Un calendario ambicioso no exento de críticas. Con este gigantesco proyecto, los líderes europeos buscan aportar estabilidad al sector financiero. Sin embargo, deben de tener cuidado para no provocar nuevas inseguridades al final. Se espera que la uniónbancaria vaya al principio un tanto coja ya que el supervisor común en manos del BCE es sólo una de las tres columnas previstas para que funcione. En 2016, se pondrán en marcha una serie de reglas comunes para sanear los bancos y en caso de emergencia, para desmantelar las entidades en crisis. Mientras, la tercera columna será garantizar internacionalmente los depósitos de los ahorradores, algo que de momento cuenta con la oposición de Alemania. La polémica ya está servida. Desde Alemania, las cajas de ahorro y los bancos populares insisten a Bruselas que libere a las pequeñas entidades de tener que contribuir a los 55.000 millones de euros del fondo que estarán disponibles para el desmantelamiento de entidades en problemas y al que los bancos europeos deben transferir dinero hasta 2024. "No se debe permitir que las pequeñas entidades bancarias libres de riesgos paguen por los peligros de otros bancos", aseguró el presidente de las cajas de ahorros alemanas, Georg Fahrenschon. Ese fondo común de resolución se creará con aportaciones anuales de los bancos de cada país miembro y empezará a formarse el 1 de enero de 2016. (dpa)