1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Economía alemana: cautelosamente optimista

Los ánimos no son tan buenos como al comienzo del año. Sin embargo, según una nueva encuesta, la mayoría de las empresas podrán aumentar sus ventas en 2015.

La encuesta anual de asociaciones que hace el Instituto de Investigación Económica de Colonia (IW) siempre recibe mucha atención del público y los medios de comunicación. "En ella se cubren todos los sectores de la economía alemana", dice Michael Hüther, director del IW en entrevista con DW. La encuesta se realiza con 48 de las principales asociaciones comerciales en Alemania. Según Hüther, "el resultado permite evaluar de manera más profunda las expectativas para el siguiente año".

Lo que muestra la actual encuesta es que evidentemente no queda nada del ambiente de fiesta que marcó el cambio de año pasado. A finales de 2013 unas 26 asociaciones pronosticaban una mejora en la situación de sus empresas, un número que para finales del 2014 se redujo a siete. Ahora las expectativas de 20 asociaciones son más bien sombrías.

Michael Hüther, director del Instituto de Investigación Económica de Colonia.

Michael Hüther, director del Instituto de Investigación Económica de Colonia.

Influencias desde fuera

Por otra parte, las tendencias tanto de actividad inversora como de desarrollo de empleo para 2015 son casi idénticas a las del año anterior y en realidad muestran una imagen sólida. ¿No es esto contradictorio? "Tenemos problemas principalmente geopolíticos que preocupan a las empresas", explica Michael Hüther, y se refiere en este contexto a las diferentes crisis mundiales, como por ejemplo el conflicto en Ucrania.

Algunos sectores, sin embargo, tienen expectativas muy positivas para el nuevo año. Los fabricantes de maquinaria o ingeniería de planta esperan fuertes inversiones del extranjero, debido a que los dos mayores mercados de exportación, China y Estados Unidos, están comprando más máquinas y equipos de producción alemana. La industria de la construcción, a su vez, espera que las tendencias de los ingresos en la vivienda se mantengan altos.

El sector financiero se tambalea

En general, las expectativas de producción en aproximadamente la mitad de las organizaciones encuestadas permanecieron igual o incluso se elevaron un poco. "Esto fue diferente en años anteriores", afirma Hüther. "Entonces el resultado de producción era más bajo de lo que se había pronosticado, no así para 2015. Sólo cuatro de las industrias encuestadas dicen lo contrario".

Entre ellas se encuentra el sector financiero. Los bancos y las compañías de seguros no tienen expectativas muy altas para el nuevo año. Las razones: la inversión a largo plazo en Alemania sigue siendo muy limitada y el tipo de interés de referencia es extremadamente bajo y las regulaciones cada vez más autoritarias. Aunque las compañías inviertan más en 2014, sobre todo en el sector de las tecnologías de la información, la presión de los altos costo probablemente conllevará a una reducción de personal.

Previsiones económicas confirmadas

El jefe del IW considera que la previsión económica de su institución se confirma con los resultados de la encuesta. "Creemos que es una economía de altas y bajas, incluso en retrospectiva. Comenzamos bien, nos volvemos un poco más fuertes, para luego caer de nuevo. Eso fue lo que vivimos también en 2014".

Ver el video 04:01

El desplome del rublo: ¿Qué efectos tendrá la crisis de la moneda rusa?

No hay un movimiento económico discernible hacia arriba o hacia abajo, dice Hüther. Sin embargo, los sólidos resultados de la encuesta en términos de las expectativas de producción, la inversión y el empleo, pueden dar la impresión de que "habrá un crecimiento de un 1 o un 1,5 por ciento del producto interno bruto para el próximo año".

Críticas a la política de empleo y de energía

El economista también critica al gobierno alemán. "Las leyes del mercado laboral hacen todo menos crear más puestos de trabajo. Lo mismo vale para la política de transición energética. Luego de tener un comienzo positivo, al final hay muchas preguntas sin responder".

Esto, pues ninguno de los tres objetivos de la política energética se ha alcanzado, dice Hüther. "Tenemos más emisiones de carbono, el suministro energético y la competitividad no han aumentado. Además, en temática de cambio demográfico no se ha hecho nada para asegurar una fuerza de trabajo con empleados calificados. Es más, estamos experimentando un retroceso por la nueva ley de jubilación a los 63 años".

Audios y videos sobre el tema