1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

E. coli: aún no se puede cantar victoria

Pese a que se logró encontrar en brotes vegetales la agresiva variante de E. coli que ha causado una epidemia en Alemania, no se puede bajar la guardia. Oficialmente se informó de nuevas víctimas fatales y contagios.

Eine Krankenpflegerin überprüft am Mittwoch (01.06.2011) im Universitätsklinikum (UKE) Hamburg-Eppendorf auf der Intesivstation die Dialyse bei einem Patienten. Die Zahl der EHEC-Erkrankungen in Hamburg ist wieder deutlich gestiegen. In der Hansestadt wurden bis Mittwochvormittag (01.06.2011) 668 EHEC-Fälle oder -Verdachtsfälle gemeldet. Foto: Angelika Warmuth dpa/lno +++(c) dpa - Bildfunk+++

Unidad de cuidados intensivos en la Clínica Universitaria en Hanburgo.

Hasta el momento, 35 personas han muerto debido a complicaciones de la infección intestinal, 34 en Alemania y una en Suecia. Zsuzsanna Jakab, experta de la Organización Mundial de la Salud, OMS, habla del brote más grave de "E. coli" registrado jamás en Europa.

Pese a que hace dos días se identificó por primera vez el origen del foco en unos brotes vegetales de una granja de cultivo orgánico de Baja Sajonia, los casos de infección con esta agresiva cepa de E. coli y de la peligrosa complicación que puede traer, el síndrome hemolítico urémico, continúan en alza.

Graves secuelas

Arm with intravenous tubes, over medical equipment, partial graphic

La diálisis será imprescindible para algunos pacientes.

El diputado Karl Lauterbach, experto en salud del grupo parlamentario socialdemócrata, advirtió en declaraciones al dominical "Bild am Sonntag" que "el agente del EHEC avanza en el mundo y que también en Alemania podrán registrarse una y otra vez nuevos brotes".

En total suman ya más de 4.000 las personas afectadas en distintos puntos de Alemania y muchos de ellos sufrirán las secuelas de por vida. "Cerca de un centenar de pacientes han sufridos daños renales tan graves que necesitarán un trasplante o dependerán de por vida de la diálisis", estimó Lauterbach.

Dilema médico

La mayoría de las infecciones transcurre en forma relativamente leve. Pero en algunos casos (entre el 10 y el 20%) derivan en el peligroso síndrome hemolítico urémico, en el que toxinas liberadas por la bacteria dañan vasos sanguíneos, células y riñones, provocando inflamaciones. En ocasiones se produce también daño neurológico, sin que los médicos puedan explicar qué determina una u otra forma de evolución.

Wernigerode (Sachsen-Anhalt): Untersuchung von fluoreszierender DNS von EHEC-Bakterien am 04.07.2001 in einem Labor in der Außenstelle Wernigerode des Robert-Koch-Instituts. Enterohämorrhagische Escherichia coli (EHEC) gehören in der Bakteriensystematik zur Familie der Enterobakteriaceen, denen auch klassische Durchfallerreger, wie die Salmonellen und Shigellen (Ruhrerreger), zugeordnet werden. Der Nachweis von EHEC-Bakterien in Trinkwasser und Lebensmitteln wird seit vielen Jahren als Hinweis für eine Verunreinigung durch Fäkalien verwendet. Die Untersuchung bakterieller Erkrankungen durch verdorbene Lebensmittel ist ein Schwerpunkt der Arbeit des Robert-Koch-Instituts in Wernigerode. (BRL401-100701)

La ciencia sigue investigando cómo combatir a las bacterias.

En cuanto a las terapias, se está intentado tratar a los pacientes que presentan el síndrome hemolítico urémico con un “lavado de sangre”, procedimiento en que se filtran las sustancias inflamatorias. La bacteria se muestra resistente a los antibióticos. Por otra parte, aún no se tienen datos suficientes sobre la eficacia de un medicamento que se ha estado aplicando en casos extremos y que fue elaborado para una enfermedad a la sangre poco común, que produce síntomas similares al síndrome hemolítico urémico.

La búsqueda continúa

Mientras la medicina investiga, las autoridades alemanas redoblan ahora los esfuerzos por descubrir la forma en la que la letal cepa bacteriana llegó a la granja ecológica donde fue detectada, en la cual enfermaron también tres empleadas. La ministra alemana de Protección al Consumidor, Ilse Aigner, dispuso que sea revisada la producción de brotes en el país así como las semillas empleadas.

También se baraja la hipótesis de que las bacterias podrían haber llegado a través de las plantas depuradoras de aguas residuales, cuyo fango de residuos concentrados es usado como abono en la agricultura. No se descarta la posibilidad de que provenga de retretes de compostaje, muy populares en urbanizaciones ecológicas. Las bacterias que sobreviven en la tierra podrían haber llegado a las capas subterráneas debido a la primavera inusualmente seca que vivió Alemania, señala el periódico "Frankfurter Allgemeine Zeitung".

ERS/ dpa/afp

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda