Durao Barroso - Merkel: confrontación por los eurobonos | Economía | DW | 23.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Durao Barroso - Merkel: confrontación por los eurobonos

El presidente de la Comisión Europea presentó sus propuestas en cuanto a la emisión de bonos conjuntos de la eurozona, advirtiendo a Alemania que ningún país debería bloquear el debate al respecto.

José Manuel Durao Barroso presenta sus ideas en Bruselas.

José Manuel Durao Barroso presenta sus ideas en Bruselas.

Conocidas eran desde hace tiempo las discrepancias entre Bruselas y Berlín en torno a la idea de emitir eurobonos para superar la crisis del euro. Pero este 23 de noviembre esas divergencias derivaron en una confrontación abierta. La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “lamentable“ e “inapropiado“ que la Comisión Europea centre ahora el debate en los eurobonos, dando la impresión de que con ellos se podría resolver el problema estructural que subyace a la crisis de la deuda. “Ello no ocurrirá así“, sentenció la gobernante alemana, recalcando su tajante negativa al instrumento, el mismo día en que el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, presentaba sus propuestas al respecto.

Advertencias a Alemania

Angela Merkel mantiene su tajante rechazo a los eurobonos.

Angela Merkel mantiene su tajante rechazo a los eurobonos.

Su reacción a las palabras de Merkel fue bastante dura, si se toma en cuenta la sutileza habitual del lenguaje diplomático. Durao Barroso consideró que sería una falta del “apropiado respeto por las instituciones europeas“ si un país intentara bloquear el debate. “Nuestra intención no es ir contra nadie, ni menos contra el Estado miembro que representa la mayor economía de la zona euro“, aclaró el jefe de la Comisión de la UE. Al mismo tiempo, trató de restar perfil a las objeciones alemanas, afirmando que se referían a la oportunidad del debate y no al fondo del asunto.

Durao Barroso se muestra confiado en que Merkel no haya dicho aún la última palabra: “A veces, la realidad es un gran maestro“, comentó, haciendo referencia a que Berlín ha depuesto entretanto su resistencia inicial a un Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) más fuerte y flexible. Por otra parte, el dirigente europeo sabe que mucho países simpatizan con esta opción, lo que podría incrementar la presión sobre Alemania.

Eurobonos: tres opciones

Por ahora, Durao Barroso está decidido a impulsar el debate sobre los “bonos de estabilización“, como se denomina en lenguaje de Bruselas a los eurobonos. Y lo hizo planteando una propuesta que contempla tres opciones: bonos europeos conjuntos para la totalidad de la deuda de los países de la eurozona; eurobonos para parte de la deuda; o bonos que cubrirían parte de la deuda, pero por los que los países responderían no en su conjunto, sino de forma proporcional.

Esta tercera opción sería la más fácil de poner en práctica, porque no requeriría reformar los tratados europeos, pero sería también la menos eficaz en cuanto a su propósito de apaciguar a los mercados. La primera, en cambio, tendría el mayor impacto, porque una garantía conjunta haría descender los intereses que los países en aprietos están teniendo que pagar por los créditos que solicitan. Los débiles se beneficiarían así de la solvencia de los más fuertes, como Alemania. Para estos últimos, sin embargo, aumentarían probablemente las tasas de interés, entre un 0,5 y un 2 por ciento. Ésta es una de las razones del rechazo germano, pero no la única: el principal argumento de Berlín es que los eurobonos restarían urgencia a la necesidad de ahorrar para consolidar los presupuestos. Y volver a la senda de la disciplina fiscal es esencial, a jucio de Merkel. En este punto, Durao Barroso le concede razón y propone por ello incrementar la supervisión de los presupuestos nacionales por parte de Bruselas. El debate, en todo caso, ya está abierto, le guste o no a Berlín.

Autora: Emilia Rojas

Editor: José Ospina

DW recomienda