1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Durán i Lleida (CiU): “defendemos una España plurinacional”

Josep Antoni Durán i Lleida es una de las caras del nacionalismo catalán. DW-WORLD quiso saber cómo afronta un catalanista, que es además candidato por Convergència i Unió, las elecciones del nueve de marzo en España.

default

J. A. Durán i Lleida (centro) y Artur Mas, (dcha), dos líderes principales de CiU.

En el Congreso español, Convergència i Unió (CiU) ha sido durante la legislatura 2004-2008 el tercer partido en número de asientos. No es la única agrupación nacionalista con representación en esta cámara, ni la única catalana. Pero sí la más votada, lo que la hace atractiva para los dos grandes partidos de masas, PSOE (socialistas) y PP (democristianos), cuando éstos necesitan apoyos y no les basta con los diputados propios.

Durán i Lleida es el candidato de CiU. Es bastante improbable que llegue a convertirse en jefe del Gobierno hispano, pero podría resultar un hombre imprescindible si, como se prevé, a PSOE y PP se les escapan las mayorías absolutas.

Pensando en quienes desconocen la política española, ¿cómo se presenta un partido nacionalista regional a unas elecciones generales?

J. A. Durán i Lleida: Pese a nuestro régimen de autogobierno, muchas de las leyes que afectan Cataluña se deciden en las Cortes Generales, y por tanto es obvio que los partidos nacionalistas “regionales” también deseen intervenir y ser decisivos a nivel general. Asimismo, los partidos nacionalistas “regionales” también tenemos una visión propia de España.

Además, no creo que exista incompatibilidad alguna entre defender los intereses de Cataluña y el interés general de todos los ciudadanos españoles.

Ignasi Guardans Cambó

I. Guardans Cambó, miembro del Parlamento Europeo por CiU.

¿Contiene su programa también propuestas para el ámbito nacional, europeo e internacional?

D. Ll: Defendemos un concepto de España plurinacional y pluricultural, en que las distintas naciones disfruten del máximo autogobierno. En relación a Europa, queremos que vaya más allá de una simple asociación de Estados, que sea un actor político internacional a la altura de su peso económico y se aproxime a la realidad internacional desde una posición genuinamente distinta a la simple suma de sus miembros. Una Europa que, a su vez, sea capaz de aunar unidad y diversidad, a partir de la pluralidad de todos sus pueblos.

¿Mantienen ustedes contactos con otros partidos europeos?

D. Ll: Unió Democrática de Catalunya, partido al que pertenezco y que forma parte de la Federación de Convergència i Unió, es un partido humanista que, desde su fundación en 1931, defiende el ideario político democratacristiano. Pese a la persecución y dificultades que padecimos bajo la dictadura franquista, Unió Democrática forma parte de todas las agrupaciones democratacristianas desde los años sesenta y es miembro de pleno derecho de las mismas.

¿Qué le diría usted a quienes critican que en una Europa que tiende a unirse existan partidos nacionalistas regionales como el suyo?

D. Ll: No existe ninguna incompatibilidad entre la voluntad de unión europea, que siempre hemos defendido, y la existencia de partidos nacionalistas de ámbito no estatal. La Europa a construir debería ser la Europa de las naciones y no la Europa de los Estados.

Bildgalerie Separatismus in Europa Katalonien

Banderas catalanas en las calles de Barcelona: manifestación nacionalista.

¿Cómo observan ustedes la batalla que se ha librado esta última legislatura entre socialistas y populares?

D. Ll: La confrontación política ni empieza ni acaba con el PSOE y el PP. Pero, ambos partidos, de manera temeraria, han optado por dividir y polarizar a la sociedad española, creando unos niveles de tensión innecesarios. Les ha faltado sentido y visión de Estado, capacidad de diálogo y de entendimiento, y todo ello repercute en un agravamiento de los problemas de la sociedad española.

Por poner un ejemplo, PSOE y PP han sido incapaces de consensuar una ley de educación, y cada cambio de gobierno comporta el cambio de la legislación educativa, cosa absolutamente perjudicial para el progreso del país.

CiU, ¿futuro socio del gobierno? ¿Existe el "chantaje catalán? ¡Siga leyendo!

DW recomienda

Enlaces externos