1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

DSK: Ascenso y caída de una estrella política

El exdirector del FMI y líder político francés Dominique Strauss-Kahn, se enfrenta otra vez a la Justicia. Se le acusa de “proxenetismo agravado”. Pero este no es su primer escándalo sexual.

Dominique Strauss-Kahn, otra vez, en el centro de un escándalo sexual.

Dominique Strauss-Kahn, otra vez, en el centro de un escándalo sexual.

Durante casi cuatro años, dirigió una de las más importantes instituciones del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI). Antes, fue ministro de Economía y Finanzas de Francia. Incluso la presidencia del país pareció estar al alcance del político socialista en 2011. Este multilingüe profesor de economía se convirtió en un político popular que –a raíz de la crisis económica global- fue celebrado como el “médico de la economía mundial” . Más recientemente, ha asesorado a gobiernos de todo el mundo.

Sin embargo, los escándalos han acompañado una y otra vez su fulminante carrera. Ya en 2008, justo al comenzar su desempeño como director del FMI, una aventura con una de sus colaboradoras disparó las alarmas. La empleada dejó el FMI poco después. En tanto, Dominique Strauss-Kahn, conocido en Francia como "DSK", forjó una excelente reputación frente al organismo internacional, hasta convertirse en uno de los hombres más influyentes del mundo.

Strauss-Kahn fue apresado por la policía de Nueva York en 2011.

Strauss-Kahn fue apresado por la policía de Nueva York en 2011.

Strauss-Kahn esposado

En mayo de 2011, el prestigio de DSK sufrió el primer gran golpe. Ya sentado en un avión rumbo a Francia, Strauss- Kahn fue apresado por la policía de Nueva York, que lo condujo esposado ante la prensa. La imagen de un DSK derrotado le dio la vuelta al mundo. La mucama Nafissatou Diallo, del lujoso hotel "Sofitel", lo acusó de haberla obligado a realizarle sexo oral, así como de haber intentado obligarla a practicar el coito. El entonces director del FMI ingresó en prisión preventiva. Pocos días después, Strauss-Kahn renunció a su cargo al frente de la institución, aunque insistió en su inocencia.

Entretanto, la investigación continuó. Strauss-Kahn quedó impedido de abandonar los Estados Unidos pero, tras el pago de una fianza, pudo alojarse en un apartamento neoyorkino. Allí permaneció durante seis semanas en arresto domiciliario. En julio de 2011, DSK festejaba el fin de su encierro con una visita a un restaurant de lujo. El proceso penal fue suspendido por dudas sobre la credibilidad de la testigo. El pleito civil terminó a fines de 2012 con un acuerdo extrajudicial entre Strauss-Kahn y Diallo.

Superado el peor momento del escándalo, DSK volvió a Francia en septiembre de 2011. Su prestigio parecía restaurado. Algunos, incluso, pidieron que se le volviera a considerar en la carrera por la candidatura a las aún pendientes elecciones presidenciales francesas. Sin embargo, apenas había puesto un pie en Francia, le salieron al paso nuevas acusaciones sobre supuestas agresiones sexuales. Esta vez provenían de una joven periodista. Según Tristane Banon, Strauss-Kahn la había acosado en 2002, durante una entrevista.

Orgías en hoteles de lujo

Dominique Strauss-Kahn ha asesorado a gobiernos de todo el mundo. En 2013, por ejemplo, a Serbia.

Dominique Strauss-Kahn ha asesorado a gobiernos de todo el mundo. En 2013, por ejemplo, a Serbia.

Poco después, la fiscalía francesa abrió un expediente por otro caso. En el centro de este escándalo se hallan supuestas orgías sexuales y organizados servicios de prostitutas. Al manager y al relacionista público del hotel “Carlton”, en Lille (al norte de Francia), se les acusa de haber garantizado un equipo de prostitutas a sus clientes. También el nombre de Strauss-Kahn aparece en las investigaciones sobre este caso. Se descubre una red de orgías organizadas en París, Washington y Lille, entre otras ciudades.

En 2012 Strauss-Kahn pasa nuevamente dos días en prisión preventiva. En marzo de ese año, se le abre una investigación por “proxenetismo agravado”. Los investigadores creen que, aún como director del FMI, DSK habría sido la “piedra angular”, el “rey” de las fiestas sexuales por las cuales se le procesa. Así las cosas, Strauss-Kahn estaría también implicado en la organización de los eventos. Sin embargo, el ex director gerente del FMI reconoce haber participado de las fiestas, pero niega que supiera que las mujeres allí presentes eran prostitutas.

En junio de 2013, aún en la fase de instrucción del caso, la fiscalía solicitó archivar los cargos que se le imputan al otrora estrella política ahora en franco declive. No obstante, los jueces de instrucción se opusieron, alegando que dudan de la credibilidad de Strauss-Kahn. Junto a él se acusa a otras 13 personas. Ese mismo año, su tercera mujer, Anne Sinclair, obtuvo el divorcio. Este 2 de febrero comienza el proceso, que debe extenderse por tres semanas.

DW recomienda