1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Dresde: tensión durante protestas contra campo de refugiados

Anoche concluyó con violentos disturbios y una persona detenida la concentración organizada por el partido ultraderechista alemán NPD contra la llegada de cientos de solicitantes de asilo a Dresde (Alemania).

Está previsto que los refugiados sean alojados de forma temporal en tiendas de campaña en esta ciudad del este de Alemania. Las autoridades de Sajonia, estado federado cuya capital es Dresde, decidieron alojar de esta manera de forma temporal a los numerosos solicitantes de asilo que llegan a la región. Así evitan que estas personas se vean obligadas a dormir a la intemperie.

La iniciativa ha generado protestas. Ayer viernes (24.07.2015), una concentración convocada por el partido NDP concluyó con disturbios violentos y una persona detenida. Según el balance que realiza hoy (25.07.2015) la prensa local, tres personas resultaron heridas en los altercados. Era previsible que fueran a registrarse disturbios, ya que antes de la protesta hubo varios incidentes, desde ataques a los funcionarios que buzoneaban información sobre el establecimiento del campo temporal de refugiados, hasta un intento de atropello a un voluntario de la Cruz Roja.

Ante la llegada ayer tarde de los primeros 470 solicitantes de asilo al campo, que tiene capacidad para acoger hasta 1.100 personas, la policía de Dresde había establecido un cordón de seguridad. Alrededor de 350 activistas de izquierdas y en favor de los derechos humanos se concentraron en las cercanías del campo para dar la bienvenida a los refugiados y hacer frente a los cerca de 200 ultraderechistas que acudieron a la convocatoria del NPD.

Servicios sociales desbordados

Según los medios locales, la tensión creció con el enfrentamiento de los dos grupos y el lanzamiento de piedras y botellas por parte de los ultras, que abandonaron el lugar antes de que llegaran ya por la noche los primeros autobuses con los solicitantes de asilo. Los incidentes de Dresde se suman a un largo listado de ataques a albergues de refugiados en los últimos meses en Alemania, en la mayoría de los casos cuando los alojamientos todavía estaban vacíos, por lo que hasta el momento no se han registrado daños personales.

En estos momentos, los servicios sociales están prestando alojamiento provisional a 3.800 personas en Sajonia y, como en la mayoría de los otros estados federados alemanes, se encuentran desbordados. En declaraciones al diario Südwest Presse, el presidente de la Oficina Federal para las Migraciones y los Refugiados, Manfred Schmidt, auguró que Alemania puede recibir este año hasta 400.000 solicitudes nuevas de asilo, el doble que el pasado y cuatro veces más que en 2010.

MS (dpa/efe)