1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

“Dos manos para el teclado son dos menos para las armas”

Los medios digitales y el llamado periodismo ciudadano son necesarios en países con una libertad de expresión limitada, opina Laura Vidal, de Global Voices Latinoamérica.

¿Cómo pueden los medios digitales ayudar a mejorar la libertad de expresión en Latinoamérica? DW entrevistó en el congreso digital re:publica a Laura Vidal, Community Manager de Global Voices Latinoamérica.

Deutsche Welle: ¿Cómo pueden medios digitales como Global Voices ayudar a mejorar la libertad de expresión en la región?

Laura Vidal: Con la apertura de espacios para historias que no tienen cabida en otros medios. Una participación ciudadana no sólo se basa en la queja o la protesta, sino también en discutir y hacer alternativa de medios.

A América Latina la cruzan problemas globales y regionales pero se vive de manera singular. El objetivo de Global Voices es humanizar la historia de otras personas y no sólo centrarse en regiones que en muchos medios se ven de manera homogénea como “Sur global”.

A veces lo que limita la libertad de expresión en un país no es sólo el propio gobierno..

El enemigo de la libertad de expresión puede ser el gobierno pero también la sociedad misma. En México esa libertad de contar historias está limitada por el crimen organizado. Pero también la sociedad puede ejercer de censor. Hace poco en Venezuela una artista fue censurada en Facebook por mostrar sus desnudos artísticos. Y esta censura estuvo muy apoyada por la sociedad venezolana que se escandalizaba de esto. Sin embargo, si Kim Kardashian muestra el trasero de nuevo no pasa nada.

En su opinión, ¿por qué es tan importante la llamada alfabetización digital de una sociedad?

Los medios digitales y la posibilidad de que un ciudadano pueda publicar su blog son una alternativa maravillosa, pero el error está en que se ofrece a sociedades no formadas digitalmente. Cuando una persona descubre las posibilidades de internet y más aún en la región, que comparte idioma con tantos países, puede descubrir realidades que se parecen a la suya o no, pero que se conectan y enriquecen igualmente.

Un ejemplo es el proyecto “Hiperbarrio” llevado a cabo hace unos años en Medellín, Colombia por Raising Voices. Allí un equipo de personas entrenaron a varios jóvenes aprovechando las plataformas de la red de bibliotecas de Medellín. Esas personas continuaron blogueando. Y uno de los organizadores dijo algo que me marcó: dos manos para el teclado son dos menos para las armas.

Como Community Manager de Global Voices Latinoamérica, ¿cuánto ayudan las redes sociales a conocer su realidad?

Para nosotros son un termómetro de la discusión que no siempre está en la calle. Las redes tratan de llenar un vacío informativo en países como Venezuela. Pero hay que tener cuidado con ellas, pues el rumor es algo casi cultural. Por eso es importante alfabetizar digitalmente para comprobar la información.